PREMIUM  SUCESOS

Fallece la segunda mujer que resultó intoxicada en una vivienda de la calle San Agustín de Pamplona

Se trata, junto con la propietaria del inmueble, de las dos víctimas mortales de este suceso mientras que el hombre, de 88 años, continúa ingresado en estado muy grave

Lugar donde han ocurrido los hechos en la calle San Agustín de Pamplona.
Lugar donde han ocurrido los hechos en la calle San Agustín de Pamplona.  

Una de las personas que resultaron heridas graves tras la intoxicación por monóxido de carbono (CO) en la vivienda de la calle San Agustín, en el Casco Antiguo de Pamplona, ha fallecido, según ha confirmado la Policía Municipal de Pamplona en las redes sociales.

El suceso ocurrió este pasado miércoles, 5 de diciembre, y como consecuencia una mujer de 86 años falleció y dos personas fueron trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra en estado grave por intoxicación.

De los dos trasladados, la mujer de 91 años, amiga de la primera fallecida, también ha muerto, mientras que el hombre, de 88 años y primo de la propietaria, continúa ingresado en estado muy grave.

El propio hijo de la primera víctima mortal acudió al domicilio, en pleno Casco Antiguo de Pamplona, alarmado porque no contestaba al teléfono, y al acceder a la vivienda la encontró tumbada en el suelo junto con las otras dos personas más.

Una vecina llamó a las 14.30 horas al teléfono 112 para informar de lo ocurrido, y la sala de gestión de emergencias movilizó al equipo médico de guardia del Centro de Salud del Casco Antiguo, a los bomberos del parque de Trinitarios, que desplazaron una ambulancia medicalizada, y a la Policía Municipal de Pamplona.

Los equipos médicos certificaron la muerte de la propietaria de la vivienda y solicitaron una segunda ambulancia para trasladar al Complejo Hospitalario de Navarra a las otras dos personas, que presentaban pronóstico grave y de las cuales una también ha fallecido.

Según las primeras investigaciones, el CO causante de la intoxicación pudo proceder de la deficiente combustión de una caldera de gas natural. Cuando llegaron los bomberos encontraron las ventanas abiertas y la vivienda ventilada, y el explosímetro midió una baja concentración de CO que en posteriores mediciones arrojaba unos valores que ya eran normales.

En el domicilio no se encontraron otra posible fuente de emanaciones que hubieran podido producir las intoxicaciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fallece la segunda mujer que resultó intoxicada en una vivienda de la calle San Agustín de Pamplona