• martes, 15 de junio de 2021
  • Actualizado 00:15

 

 
 

SUCESOS

Un etarra a la espera de sentencia por intentar matar a un edil de UPN pide más euskera para los niños en Pamplona

El fiscal solicita 15 años de cárcel para Jorge Olaiz, que participó el jueves en un acto en Pamplona ante el Defensor del Pueblo. 

Jorge Olaiz, el primero por la derecha, durante el acto organizado para exigir más euskera
Jorge Olaiz, el primero por la derecha, durante el acto organizado para exigir más euskera. (NAVARRA TV)

El fiscal pide para Jorge Olaiz 15 años de cárcel por intentar matar a Miguel Ángel Ruiz de Langarica, concejal de UPN en Pamplona cuando ocurrieron los hechos. 

Hace unas semanas fue puesto en libertad a la espera de sentencia y fue recibido como un "héroe" por el entorno de Bildu y la izquierda abertzale.

Mientras espera la sentencia (hay un juez recusado) Jorge Olaiz ha participado en un acto en Pamplona junto a una asociación que demanda más euskera en las escuelas infantiles de Pamplona. En concreto, solicita que se imponga esta lengua en todos los centros posibles, no sólo en los 4 que el consistorio de Bildu pretende. 

Olaiz acudió el jueves ante el Defensor del Pueblo junto a la plataforma abertzale para exigir que el euskera se extienda a todas las escuelas públicas de Pamplona. 

Por el momento, la decisión también de imponer el euskera en dos escuelas infantiles está paralizada por un juez, lo que ha provocado el colapso en la matrícula de estos centros públicos, algo que afecta a más de 1.000 familias. 

La Fiscalía se ha mostrado favorable a apartar al magistrado de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada de este procedimiento al entender que ha perdido la apariencia de imparcialidad al mostrar sus "prejuicios" sobre el entorno político de la banda terrorista y la política criminal aplicada en estos casos.

El atentado contra Miguel Ángel Ruiz de Langarica, que iba a cometerse después del asesinato de Tomás Caballero (UPN), se frustró gracias a que un vecino observó a los etarras (entre ellos Jorge Olaiz) en las inmediaciones del domicilio y pudo alertar a la policía. 

Este mismo hombre ha tenido que testificar protegido en el juicio ante el temor a sufrir represalias por el entorno abertzale, que protege y celebra los asesinatos de ETA.

ASÍ SE PREPARÓ EL INTENTO DE ASESINATO DEL EDIL DE UPN

El fiscal señala que Jorge Olaiz mantuvo una cita en el sur de Francia con la dirección de ETA y que en dicho país realizó un curso de armas y explosivos y luego recibió órdenes para realizar seguimientos y vigilancias a concejales de UPN y del PSOE en Pamplona.

El terrorista centró su actividad en el exconcejal Ruiz de Langarica por ser una persona con la que coincidía en su actividad laboral, pues este tenía una empresa de amortiguadores con la que trabajaba como subcontratada la compañía en la que trabajaba el terrorista. Por ello sabía que el edil carecía de escoltas y, tras vigilarle,resolvió acabar con su vida el 24 de noviembre de 2000.

Ese día, junto con el ya condenado Iñaki Beaumont, quien portaba una pistola, se apostó en la inmediaciones del domicilio de su víctima. El ataque no pudo llevarse a efecto, según el fiscal, como consecuencia de la intervención de un testigo protegido que sospechó de la actitud de los terroristas y alertó a una patrulla de la Policía Nacional.

Beaumont fue detenido portando el arma, mientras que Olaiz huyó y se refugió en casa de una amiga, ocultándose más tarde en la casa de un desconocido y trasladándose posteriormente a Francia, donde se integró en el "comando Kroma" que fue desarticulado en noviembre de 2001.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un etarra a la espera de sentencia por intentar matar a un edil de UPN pide más euskera para los niños en Pamplona