• viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:23

 

 
 

SUCESOS

Estafaron más de 42.000 euros a una bodega navarra: fingieron ser una distribuidora francesa

La Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería francesa, ha recuperado la totalidad del vino que le habían estafado a una bodega de la Ribera.

Imagen de dos copas de vino. ARCHIVO
Imagen de dos copas de vino. ARCHIVO

La Guardia Civil de Navarra ha recuperado, con la colaboración de la Gendarmería Nacional Francesa, la totalidad del cargamento de vino que una bodega de la Ribera había enviado a una distribuidora importante de Francia, resultando ser un estafa.

 La investigación se inició a raíz de que la representante de una bodega situada en la Ribera de Navarra presentase una denuncia en una Oficina de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil. En su declaración, esta persona manifestó que una distribuidora solvente e importante de Francia les había realizado un pedido de 27 palés de vino, el cual estaba valorado en 42.274 euros.

La sociedad vinícola de la Ribera, antes de que la empresa de transportes le confirmase que la distribuidora francesa tuviera en su poder la mercancía, volvió a recibir otro pedido de la misma distribuidora; este hecho le hizo sospechar que pudiera ser una estafa.

A raíz de esta denuncia, los agentes encargados de investigar estos hechos recabaron las primeras pesquisas, las cuales fueron encaminadas al estudio del dominio de los correos electrónicos. Los investigadores pudieron comprobar que la dirección de correo electrónico era falsa y que esta había sido creada unos días antes de la solicitud del vino con el objetivo de generar el engaño suficiente y poder materializar la estafa. La dirección de correo era muy parecida a la real, cambiando solo una letra, por lo que la compra se había realizado con el engañoso procedimiento del Timo del Nazareno.

En el transcurso de la investigación, los guardias civiles realizaron gestiones urgentes a fin de conocer en qué lugar se había descargado la expedición de vino, comprobando que la mercancía había sido descargada en las instalaciones de un empresa depositaria en territorio francés.

La Gendarmería francesa recibió la alerta de la estafa que se había producido en la bodega. Una vez que los investigadores solicitaron la colaboración francesa, una dotación de gendarmes comprobó que los palés de vino habían sido retirados del lugar de referencia por otra empresa de transportes.

Finalmente, las actuaciones de ambos cuerpos policiales dieron como resultado la identificación de la administración logística empleada por los estafadores, llegándose a interceptar la totalidad de la mercancía, pudiendo devolverse a su legítimo propietario en perfectas condiciones.

Recuperado el vino, siguen activas las investigaciones para la identificación de los presuntos autores.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Estafaron más de 42.000 euros a una bodega navarra: fingieron ser una distribuidora francesa