SUCESOS

Los radicales de Ikasle Abertzaleak tratan de taponar los accesos a la UPNA para obligar a todos los estudiantes a secundar su huelga

La rápida actuación de los empleados de seguridad de la Universidad Pública de Navarra ha impedido que bloqueasen los accesos al centro educativo.

Los empleados de seguridad de la UPNA desbloquean la barricada colocada por los manifestantes de Ikasle Abertzaleak para tratar de impedir el acceso al centro.
Los empleados de seguridad de la UPNA desbloquean la barricada colocada por los manifestantes de Ikasle Abertzaleak para tratar de impedir el acceso al centro.

Los jóvenes radicales del sindicato Ikasle Abertzaleak no se han salido con la suya este jueves en el arranque de la huelga estudiantil de la Universidad Pública de Navarra. Han tratado de bloquear los accesos a la UPNA para obligar a todos los estudiantes a secundar la huelga que han convocado en Navarra y el País Vasco, pero no lo han conseguido y la jornada ha comenzado con relativa normalidad en el centro universitario.

Tras los duros incidentes producidos en las protestas del año pasado, los manifestantes del sindicato abertzale han replicado su modo de actuación. Durante la madrugada, alrededor de una veintena de jóvenes ha pasado la noche en las instalaciones de la Universidad Pública de Navarra para poder bloquear las puertas de entrada a primera hora de este jueves.

Los jóvenes, orquestados para vestir todos de negro y ocultar su identidad haciendo uso de pasamontañas y gorros, han taponado las puertas de acceso al recinto estudiantil colocando una barricada de mesas y sillas que han ido retirando de las clases más cercanas.

LA MAYORÍA DE ESTUDIANTES HA ACUDIDO A SUS CLASES

La rápida respuesta de los empleados de seguridad de la UPNA ha permitido retirar las barreras instaladas por los manifestantes, que se han enfrentado a los vigilantes de seguridad para tratar de mantener las barricadas y cerrar por la fuerza todos los accesos a la universidad. Tras los forcejeos con los trabajadores, los jóvenes han continuado lanzando petardos en el exterior.

Tras los altercados y la retirada de los objetos que bloqueaban las puertas, la mayoría de estudiantes que quería acudir con normalidad a sus clases ha podido acceder al centro educativo. Como ya ocurriera en 2016 cuando una alumna plantó cara a los manifestantes exigiendo su derecho a ir a clase, ha sido la actitud de los propios universitarios la que ha hecho que la jornada haya arrancado con relativa normalidad en la UPNA.

A partir de las 12 se espera que los manifestantes del sindicato Ikasle Abertzaleak inicien una marcha desde el campus de la UPNA hasta el Paseo de Antoniutti, para proseguir desde allí hasta la sede del Departamento de Educación en la cuesta de Santo Domingo, en Pamplona. El año pasado la manifestación acabó con disturbios de 'kale borroka' y la detención de cuatro menores de edad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los radicales de Ikasle Abertzaleak tratan de taponar los accesos a la UPNA para obligar a todos los estudiantes a secundar su huelga