PREMIUM  SUCESOS

Detenidos los padres que abandonaron en su casa a sus hijos de 2 años y 11 meses para irse de fiesta

La situación alertó a los vecinos por el desgarrador llanto del niño llamando a su padre y con las piernas colgando por la ventana.

Agentes de la Policia Nacional en un coche patrulla. EFE
Agentes de la Policia Nacional en un coche patrulla. EFE  

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a una pareja que dejó abandonados en su domicilio a sus dos hijos, de dos años y once meses, para irse de fiesta pues de hecho ambos presentaban evidentes síntomas de embriaguez cuando regresaron a la vivienda, situada en el madrileño distrito de Tetuán.

Los hechos sucedieron en la madrugada del domingo, cuando sobre las seis de la mañana el desgarrador llanto del niño de dos años llamando sin cesar a su padre asomado a una ventana y con las piernas colgando de las rejas alertó a los vecinos, que dieron aviso a la Policía.

Los agentes rompieron la puerta de acceso a la casa y comprobaron las penosas condiciones higiénicas en las que se encontraban los menores y que la vivienda estaba en muy malas condiciones de salubridad, informa la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los niños estaban en serias condiciones de abandono, rodeados de colillas, comida por el suelo, cuchillos y regletas eléctricas a su alcance que ponían en grave peligro su seguridad.

Inmediatamente se realizaron gestiones para localizar a los padres al tiempo que se activaba el protocolo asistencial con los niños, de los que se ha hecho cargo el Grupo de Menores de la Policía Nacional.

Horas después los padres volvieron a la vivienda con evidentes síntomas de embriaguez y fueron arrestados como presuntos autores de un delito de abandono de menores. Manifestaron que se habían ausentado del domicilio para irse a tomar algo a una discoteca cercana.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Detenidos los padres que abandonaron en su casa a sus hijos de 2 años y 11 meses para irse de fiesta