PREMIUM  SUCESOS

Cae un grupo de estafadores en Navarra: accedían a número de cuenta a través de correos electrónicos

Para conseguir enviar a sus cuentas empleaban 'mulas' que hacían de intermediarias en el traspaso de un número de cuenta a otro.

Un agente de la unidad de delitos informáticos y cibernéticos de la Policía Nacional durante la investigación de una estafa por phising con envío de correos electrónicos. POLICÍA NACIONAL
Un agente de la unidad de delitos informáticos y cibernéticos de la Policía Nacional durante la investigación de una estafa por phising con envío de correos electrónicos. POLICÍA NACIONAL  

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas en Navarra e imputado como investigadas a otras cuatro más en todo el territorio nacional, como presuntos autores de un delito de estafa y blanqueo de capitales.

Según ha explicado el cuerpo policial, los acusados habrían participado en el blanqueo de más de 56.000 euros de procedencia fraudulenta, obtenidos mediante una la modalidad delictiva denominada 'Phishing', estafas fraudulentas cometidas a través de internet.

La investigación se inició a raíz de las denuncias presentadas por varias víctimas tanto en las Oficinas de Denuncias y Atención al Ciudadano de la Comunidad foral como en otras provincias. Denuncias en las cuales comunicaban que alguien había accedido a sus cuentas bancarias y habían ordenado transferencias de dinero sin su consentimiento.

Una vez recibidas las denuncias, agentes de Policía Nacional de la Unidad de Delitos Tecnológicos realizó un exhaustivo rastreo de todas y cada una de las operaciones bancarias fraudulentas hasta llegar al destino del dinero, logrando determinar la identidad de las personas que recibían el dinero y que posteriormente extraían el efectivo de las cuentas.

La Policía Nacional ha explicado que el phishing es una modalidad de estafa con el objetivo de lograr obtener a través de internet datos de los usuarios, sus claves privadas, cuentas bancarias, números de tarjeta de crédito, etc. para luego ser usados de forma fraudulenta.

UNA ESTAFA A TRAVÉS DEL CORREO

Actualmente, la estrategia preferida elegida por los 'phishers' es lanzar correos electrónicos como señuelo a tantos usurarios de la red como sea posible. Estos correos simulan provenir de una entidad de confianza (bancaria, electricidad, etc. ) en la que el 'phisher' "espera que la víctima confíe".

El correo recibido, con todos los logotipos y tipografías utilizadas por la entidad suplantada, pide, a través de alguna premisa (devolución de recibo de la luz, confirmación de claves de banca online...), que accedamos a un enlace que "nos llevará a una página copiada de la original, ganando nuestra confianza y con ello nuestros datos y claves".

A través de internet, los miembros de la organización ofertan puestos de trabajo para captar a terceras personas que "quieran ganar dinero, de forma fácil, rápida, empleando un reducido número de horas y desde su propia casa".

Lo único que tienen que hacer es abrir o utilizar sus cuentas bancarias, como intermediarias para recibir cantidades de dinero transferidas desde cuentas de "presuntos clientes de la empresa". Al 'trabajador' le ofrecen unos beneficios aproximadamente de entre el 5% y 10% de cada operación que realizan.

'MULAS' PARA PASAR DINERO

Posteriormente, tras captar un amplio número de 'trabajadores', de los que en realidad tan solo les interesa su participación como intermediarios titulares de cuentas de depósito; llevan a cabo un 'phishing', es decir un envío masivo de correos en nombre supuestamente de entidades bancarias de prestigio que inducen mediante engaño al receptor a abrir, desde un enlace que consta en el cuerpo del mensaje, una ventana donde aparece el formulario de claves de acceso financieras a través de internet.

Una vez que la víctima facilita las claves en el formulario y las envía, en lugar de recibirlas el banco las reciben los autores del fraude.

Efectuado el ingreso de los fondos en las cuentas de estas 'mulas', contactan bien mediante correo electrónico o llamada telefónica con éstas y les indican las directrices sobre cómo y dónde remitir dichos fondos, ordenándoles la disposición inmediata de los fondos y su remisión a terceras personas a través de empresas de envío rápido de dinero como Western Union, Money Gram, o similar.

La Policía Nacional ha advertido de que "aunque no se tenga conocimiento de la procedencia ilícita del dinero se está cometiendo un delito del cual sus autores deberán responder ante la autoridad judicial competente".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cae un grupo de estafadores en Navarra: accedían a número de cuenta a través de correos electrónicos