PREMIUM  SUCESOS

Llamada de alerta: una mujer maltratada se refugia en un bar de Tudela para huir de su expareja

La Policía Foral ha arrestado al hombre en el exterior del local; se trata del quinto detenido por violencia contra la mujer en una semana.

Imagen de archivo de la persiana de un bar bajada junto a un local de hostelería con varios clientes. ARCHIVO
Imagen de archivo de la persiana de un bar bajada junto a un local de hostelería con varios clientes. ARCHIVO  

La Policía Foral ha detenido esta semana a cinco hombres por delitos relacionados con violencia contra la mujer, tres por malos tratos, uno por acoso y otro por un quebrantamiento de medida de alejamiento que ha conllevado ingreso en prisión.

Por malos tratos han sido detenidos tres hombres, dos de ellos en Tudela. Uno de ellos fue arrestado en el exterior de un bar, desde donde se alertó a la policía de que un hombre estaba amenazando violentamente a una mujer que se refugió en el local.

La mujer, que ha venido sufriendo malos tratos, insultos, amenazas y vejaciones habituales, trató de refugiarse en el bar, mientras su ex pareja se encontraba en el exterior.

Los trabajadores del local dieron aviso a la Policía Foral, que detuvo al hombre, de 49 años, acusado de un delito de malos tratos. La víctima presentó una denuncia y un juzgado de violencia sobre la mujer le ha concedido una orden de protección.

También en Tudela fue detenido un vecino de 47 años, al que se le imputa un delito de robo con violencia e intimidación. La víctima denunció que el implicado se había llevado por la fuerza su vehículo y siendo amenazada con una navaja, por lo que solicitó una orden de protección, según ha explicado la Policía Foral en un comunicado.

Por su parte, un vecino de Castejón de 22 años, con antecedentes, fue detenido por agredir presuntamente a su pareja en un domicilio. Acudió una patrulla de seguridad ciudadana, que tomó declaración a un testigo y trasladó al varón a comisaría para continuar con las diligencias propias del atestado.

SUFRE UNA CRISIS DE ANSIEDAD AL SER ACOSADA EN VIANA

En Viana, un hombre de 65 años fue detenido por un delito contra la intimidad sexual. Los hechos se conocieron tras la recepción de una denuncia en la comisaría de la Policía Foral en Estella, en la que la víctima relataba un episodio de acoso sexual sufrido en un domicilio de la localidad, tras el cual sufrió una crisis de ansiedad por la que tuvo que ser atendida en un centro de salud.

El detenido fue puesto a disposición judicial, tras lo que se decretó una medida cautelar de protección en la que se prohíbe la comunicación y el acercamiento del presunto autor a menos de 200 metros de la mujer durante la tramitación del procedimiento.

Y por quebrantamiento de medida cautelar de alejamiento y malos tratos la Policía Foral fue detenido en Lesaka a un hombre de 38 años con antecedentes, a pesar de que su víctima decidió no denunciarle.

Una patrulla fue movilizada por una agresión a una mujer por parte de una persona que no podía acercarse a menos de 300 metros de la víctima, que declinó denunciar los hechos a pesar de presentar hematomas en pómulo, nariz y ojo por los que tuvo que ser atendida en el centro de salud. El detenido pasó a disposición judicial, decretándose su ingreso en la prisión de Pamplona.

Con estos cinco detenidos son ya 170 los que la Policía Foral ha apresado en lo que llevamos de año por delitos de violencia contra la mujer y familiar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Llamada de alerta: una mujer maltratada se refugia en un bar de Tudela para huir de su expareja