SUCESOS

Tocaba el timbre y cambiaba su voz para no ser reconocido: detenido en Tudela por saltarse la orden de alejamiento con su expareja

Seis hombres más han sido detenidos por diversos delitos relacionados con los malos tratos en la Comunidad foral de Navarra.

Una persona observa a través de la mirilla de su domicilio. ARCHIVO
Una persona observa a través de la mirilla de su domicilio. ARCHIVO

La lacra machista vuelve a estar presente esta semana en la Comunidad foral de Navarra con nuevos detenidos por diversos motivos. El pasado martes, agentes de seguridad ciudadana detuvieron en Tudela a un vecino de Fustiñana, de 22 años y origen marroquí, por quebrantar la medida cautelar de no acercarse ni comunicarse con su expareja.

La víctima denuncio en dependencias policiales que le había enviado mensajes y tocado el timbre de su domicilio, llegando incluso a cambiar la voz para no ser reconocido por su expareja. La Policía Judicial de Tudela fue la encargada de elaborar el atentado.

También en Tudela, el miércoles agentes de la Policía Municipal pusieron a disposición de la Policía Foral a un vecino de la capital ribera, de 27 años y origen ecuatoriano, tras agredir presuntamente a su pareja en el domicilio.

La víctima fue trasladada al centro de salud por lesiones y crisis de ansiedad. El varón, que ya había contado con una orden de alejamiento sobre la víctima con anterioridad, fue detenido y traslado a la comisaría de la Policía Foral.

En Tafalla, la Policía Municipal puso a disposición de la Policía Foral a un varón, de 34 años y nacionalidad ecuatoriana, por un delito de malos tratos sobre una mujer nacida en Honduras. Este año ya fue detenido por hechos similares y pasó a disposición judicial una vez finalizadas las diligencias, instruidas por un equipo de policía judicial.

El viernes, la Policía Municipal de Ansoáin trasladó a la Policía Foral a un vecino de 20 años y nacido en Ecuador por malos tratos sobre su pareja, una mujer de nacionalidad colombiana. Le constaban antecedentes por hechos similares y una requisitoria judicial para testificar en un juzgado penal de Pamplona.

También el viernes, en Corella, se procedió a la detención de un varón de 30 años y nacionalidad dominicana por insultos y amenazas sobre su expareja, que solicitó una orden de protección. Intervino una patrulla de seguridad ciudadana, que traspasó las diligencias a un equipo de policía judicial de Tudela.

Asimismo, en una pequeña localidad del Baztán se produjo el viernes un altercado entre dos personas, que requirió la presencia de una patrulla de la comisaría de Elizondo.

Uno de ellos fue detenido por amenazas sobre su pareja (un vecino de Elizondo de 52 años, nacido en Marruecos) y el otro (vecino de San Sebastián de 44 años) por pesar sobre él una orden de detención de un juzgado donostiarra.

El primero fue trasladado a Pamplona, donde se hizo cargo la Brigada Asistencial, mientras que el segundo pasó a disposición del juzgado de guardia.

Finalmente, en Murchante un varón de 54 años fue detenido por insultar y empujar presuntamente a su mujer. La propia víctima alertó a una patrulla de Tudela y solicitó una orden de protección.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Tudela le impuso una pena de diez días de arresto domiciliario y una orden de alejamiento de 200 metros durante seis meses.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tocaba el timbre y cambiaba su voz para no ser reconocido: detenido en Tudela por saltarse la orden de alejamiento con su expareja