PREMIUM  SUCESOS

Un brindis por su robo: se pone a beber en la casa que atraca en Villava y le pillan por sus huellas

El detenido es un vecino de Tafalla de 31 años, que también ha robado 1.600 euros a un ciudadano francés haciéndole creer que iba a arreglar su coche.

Huella en una lata recogida en el robo de Villava y que ha permitido identificar al ladrón. POLICÍA FORAL
Huella en una lata recogida en el robo de Villava y que ha permitido identificar al ladrón. POLICÍA FORAL  

La Policía Foral ha detenido recientemente a un tafallés de 31 años y con más de treinta antecedentes, como presunto autor de sendos delitos de robo con fuerza, hurto y robo con violencia cometidos en Villava, Peralta y Tafalla.

El detenido responde a las iniciales de J.P. y cometió el primer robo que se le ha podido atribuir en esta investigación en una vivienda de Villava, donde dejó varias huellas tras ponerse a beber alcohol y fumar en el lugar del delito.

El hombre trepó por la fachada de una vivienda, fracturó una ventana y accedió a un piso que en ese momento se encontraba vacío. Una vez en el interior, registró toda la vivienda, y durante ese intervalo de tiempo consumió bebidas alcohólicas y fumó cigarrillos antes de abandonar el lugar.

Los agentes de la Policía Científica que acudieron al lugar para realizar la inspección ocular pudieron obtener diversas evidencias y rastros lofoscópicos que se analizaron en laboratorio. Posteriormente se pudo comprobar que varias de las huellas recogidas en el domicilio coincidían con la ficha policial de J.P.

Días después, en un control de seguridad ciudadana, una patrulla de Policía Foral adscrita a la comisaría de Tafalla sorprendió a J.P. conduciendo una furgoneta cargada de material metálico cuyo origen no pudo explicar.

Los policías investigaron en empresas de la zona hasta localizar una situada en Peralta donde efectivamente se había sustraído la carga, que fue devuelta a sus propietarios.

Por último, un hombre denunció recientemente un robo con violencia en Tafalla. La víctima resultó ser un ciudadano francés que sufrió una avería en su vehículo cerca de la localidad, por lo que se dirigió a un taller. En las inmediaciones se encontraban J.P., acompañado de otras dos personas, que se ofrecieron a reparar el coche a menor coste.

La víctima aceptó y en un lugar donde habían remolcado el vehículo J.P. le agredió y robó sus pertenencias, entre ellas una bandolera con 1.600 euros en metálico. Con los datos aportados en la denuncia se pudo localizar al presunto autor, que fue detenido.

Además, los investigadores han logrado identificar a las otras dos personas que le acompañaban en este último robo. Son dos vecinos de Pamplona, de 35 y 28 años, con numerosos antecedentes y se investiga su grado de participación en los hechos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un brindis por su robo: se pone a beber en la casa que atraca en Villava y le pillan por sus huellas