SUCESOS

Una concentración de jóvenes en la Rochapea termina con insultos a policías, destrozos de mobiliario y un menor detenido

El joven intentó agredir a un agente de la Policía Foral, cuerpo que tuvo que acudir en ayuda de la Policía Municipal de Pamplona.

Dos jóvenes bebiendo alcohol en un parque. ARCHIVO
Dos jóvenes bebiendo alcohol en un parque. ARCHIVO  

Agentes de Policía Foral adscritos a las distintas comisarías territoriales han detenido este fin de semana a siete personas como posibles responsables de la comisión de diferentes delitos.

En Noáin y Mendavia se ha arrestado a dos hombres de 33 y 41 años por quebrantamiento de medidas de alejamiento. Por delitos de lesiones, se ha detenido a un hombre de 53 años en Alsasua y a otro de 22 en Cintruénigo. A este último también se lo investiga como presunto autor de un delito de daños y otro de resistencia, desobediencia y atentado a agente de la autoridad.

Sin embargo, el suceso más destacado del fin de semana ha tenido lugar en Pamplona, donde se ha arrestado a un menor de edad como posible delito de atentado a agente de la autoridad.

Los hechos se han sucedido cuando varias patrullas del cuerpo policial autonómico han prestado apoyo a agentes de la Policía Municipal de Pamplona para desalojar a un numeroso grupo de jóvenes que se habían concentrado en el parque de los Enamorados, en el barrio de la Rochapea.

Al verse obligados a abandonar el lugar, los jóvenes se habían disgregado por las calles aledañas, comenzando a insultar a los agentes, romper papeleras, tirar contenedores y arrojar botellas a los vehículos policiales.

Un agente ha interceptado a uno de estos jóvenes y otro se ha dirigido hacia él intentando agredirle. Ambos han emprendido la huida, pero poco después ha sido detenido y trasladado a dependencias policiales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una concentración de jóvenes en la Rochapea termina con insultos a policías, destrozos de mobiliario y un menor detenido