• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 00:39

 

 
 

SUCESOS

La "mayor operación contra la droga": desarticulado un laboratorio clandestino en Lezkairu

Se ha intervenido ketamina (985 gramos), cocaína (285 gr), marihuana (10gr), 2.865 pastillas de éxtasis, y 4,5 kilos de sustancias de corte. 

La Policía Municipal de Pamplona ha desmantelado un laboratorio de droga en Lezkairu e incautado casi ocho kilos de distintas sustancias en la operación "Ucar". Se ha intervenido ketamina (985 gramos), cocaína (285 gr), 2.865 pastillas de éxtasis, y 4,5 kilos de sustancias de corte. IÑIGO ALZUGARAY
La Policía Municipal de Pamplona ha desmantelado un laboratorio de droga en Lezkairu e incautado casi ocho kilos de distintas sustancias en la operación "Ucar". Se ha intervenido ketamina (985 gramos), cocaína (285 gr), 2.865 pastillas de éxtasis, y 4,5 kilos de sustancias de corte. IÑIGO ALZUGARAY

La Policía Municipal de Pamplona ha detenido a dos vecinos de la capital navarra, ya en prisión, desmantelado un laboratorio de droga e incautado casi ocho kilos de distintas sustancias en la operación "Ucar".

La operación se precipitó el pasado día 14 después de seis meses de investigaciones, según ha comentado en conferencia de prensa el jefe de la Policía Municipal, Javier Goyas, quien ha precisado que han sido los vecinos quienes alertaron.

El laboratorio clandestino estaba ubicado en el barrio de la Milagrosa, aunque también se utilizaba un trastero en de Lezkariru, ha indicado, y subrayado que los arrestados cuentan con antecedentes.

Se trata de una red minorista a la que se le han intervenido 2,18 kilos de speed, ketamina (985 gramos), cocaína (285 gr), marihuana (10gr), 2.865 pastillas de éxtasis y 4,5 kilos de sustancias de corte, lo que hubiera alcanzado en el mercado ilícito en valor de unos 200.000 euros, así como 1.500 euros en efectivo.

En este sentido Goya ha destacado que la cantidad de ketamina es más del doble de la intervenida en Navarra en 2020 y la de éxtasis el 7,6% del total de lo incautado el año pasado en la comunidad.

Estamos de "enhorabuena por todo lo que se ha quitado del mercado para estas Navidades" en "la mayor operación de la Policía Municipal de Pamplona contra la droga", ha subrayado el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, quien ha agradecido la labor de los agentes locales.

El laboratorio clandestino y almacén estaba ubicado en el barrio de Lezkairu, si bien el grueso de las operaciones de venta y trapicheo de droga se llevaba a cabo en el barrio de la Milagrosa.

Fue en junio cuando la Policía Municipal comenzó a recabar informaciones que apuntaban a la existencia de una red de venta de speed, fase en la que los agentes pudieron constatar también intercambios de sustancias estupefacientes y citas que confluían siempre en un trastero alquilado situado en un garaje de un edificio de Lezkairu.

Los policía verificó también que los ahora detenidos acudían al trastero y a continuación mantenían contactos con individuos vinculados la tráfico de drogas y a su consumo, una forma de operar propia de redes minoristas.

El pasado día 14 la operación se precipitó cuando al detectar a uno de los sospechosos saliendo del trastero con unas bolsas éste se intentó ocultar. Según ha precisado Goya, que el hombre llevaba 230 gramos de speed y una sustancia de corte para aumentar el volumen de droga disponible para la venta.

En Lezkairu los agentes localizaron en un registro con orden judicial dos básculas de precisión, una máquina termoselladora, varios paquetes de bolsas para e3nvasar al vacío, recortes de plásticos para restos de sustancias, un molinillo para mezclar y útiles para preparar dosis y venderlas.

Por tanto este lugar era no solo almacén sino también el espacio donde se preparaba y dosificaba la droga para proceder a su distribución, lo que para la Policía supone que los arrestados no se limitaban solo a la venta sino que tenían un mayor nivel de implicación y profesionalidad en el manejo de estupefacientes.

Y al respecto destaca que ambos detenidos llevaban a cabo una actividad de venta que va más allá del menudeo proporcionando drogas a terceras personas para que estas a su vez traficaran también con ellas.

Por eso la Policía Municipal de Pamplona considera que se ha dado "un golpe relevante a una actividad delictiva que deteriora la seguridad de la ciudad y que constituye un riesgo para los vecinos del entorno en el que se lleva a cabo".

En lo que va de 2021 este cuerpo ha llevado a cabo diez operaciones antidroga que han conllevado 16 arrestos y la incautación de 2,2 kilos de speed, 1,5 de cocaína, 1 de ketamina, 2.900 pastillas de éxtasis, 353 gramos de heroína, 55 kilos de marihuana, 7,5 kilos de sustancias de cortes y 37.500 euros, además de que se han requisado 14 vehículos.

Pese al repunte de la criminalidad este año tras la caída de 2020 por la pandemia, Pamplona se encuentra todavía ocho décimas por debajo de la media de Navarra en el aumento de infracciones penales y las 7.812 registradas este año son un 22,53% menos que en 2019, antes de la covid.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La "mayor operación contra la droga": desarticulado un laboratorio clandestino en Lezkairu