SOCIEDAD

Expulsan también a la mujer y al hijo menor del imán de Corella que difundía la visión más radical del Islam

La joven se casó con Lafraiki cuando sólo tenía 15 años y llegó a Navarra gracias a un reagrupamiento familiar. 

Mariem Agorran y Yassine Lafraki, sobre una imagen de la mezquita de Corella que se construye en la localidad.
Mariem Agorran y Yassine Lafraki, sobre una imagen de la mezquita de Corella que se construye en la localidad.  

La mujer y el hijo del imán de la mezquita de Corella han sido también expulsados de Navarra y de España. 

La mujer, Mariem Agorran, de 18 años, tenía su domicilio en la calle del Carmen 51 de Corella, donde convivía con Yassine Lafraiki, el hombre expulsado por su radicalidad. El pasado 6 de marzo fue entregado en la frontera de Marruecos con la prohibición de volver a pisar España en los próximos 10 años. 

Tal y como informó Navarra.com en su momento, la mezquita de Corella ha estado siempre bajo la lupa de los investigadores, que trabajar para evitar que se implante la ideología salafista, una de las corrientes más radicales del Islam. 

El edificio que ahora se encuentra a medio construir ha sido financiado hasta con cerca de 700.000 euros por una asociación con lazos con el extremismo, la Revival of Islamic Heritage Society (RISH). Tanto el alcalde de Corella como otras autoridades de la Comunidad foral menospreciaron en su momento estas informaciones. 

Este grupo fue prohibido en Estados Unidos por su vinculación a las actividades yihadistas encubierta como asociación benéfica y posteriormente se incluyó también en un listado de Naciones Unidas como organización vinculada directamente a las corrientes más radicales del yihadismo.   

La expulsión de España de Mariem Agorran y del hijo menor de ambos tuvo lugar el pasado domingo, justo el mismo día en el que la mujer cumplió los 18 años. 

Lafraiki se casó con la joven cuando ella tenía 15 años y la trajo a España en 2017 gracias a una autorización de residencia temporal por "reagrupamiento familiar", según ha podido saber este medio.

En ese mismo momento, Lafraiki trajo también a Navarra a sus padres, que se empadronaron en Corella justo ahora hace un año. Los padres no han sido expulsados, aunque es probable que regresen junto a su hijo. 

La Comunidad islámica de Corella, al contrario de lo que tratan de señalar, no ha hecho nada para denunciar la radicalización del imán, al margen de informar de que había llegado a la localidad. 

De hecho, el alcalde de Corella se esforzó en atender a medios locales y nacionales en su momento para negar las informaciones publicadas por Navarra.com en las que se apuntaba al origen del dinero irregular de la mezquita y al impulso de una corriente radical en la localidad. 

También desde la comunidad El Baraka de Corella se anunciaron acciones legales contra este periódico por publicar la información veraz sobre la financiación del edificio, acciones que jamás llegaron. 

Cabe destacar que Yassine Lafraiki estudio en la escuela coránica de la Mezquita del polígono de Roques Planes de Torredembarra, en Tarragona. Mantuvo en su momento una fuerte relación con las mezquitas de esa provincia catalana, en especial de Reus y con el Centro Islámico de Tarragona

El antiguo imán de Corella pertenecía a la corriente salafista, y según desveló Navarra.com, mantenía un estrecho lazo con la organización denominada Revival of Islamic Heritage Society (RIHS), vinculada a Al-Qaeda y al Estado Islámico por Naciones Unidas.

Los salafistas son una corriente dentro del mundo suní cuya principal característica es la interpretación de los versos sagrados del Corán de una manera completamente textual. Su objetivo político es el de instaurar una sociedad que replique el modelo exacto que se refleja en el Corán. Se trata de una corriente del sunismo directamente entroncada con países de la península arábiga, especialmente Arabia Saudí. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Expulsan también a la mujer y al hijo menor del imán de Corella que difundía la visión más radical del Islam