SUCESOS

Una pamplonesa que quintuplicaba la tasa de alcohol se sale de la vía y sigue circulando sin un neumático

Durante este fin de semana, la Policía Foral ha imputado a un total de ocho conductores por delitos contra la seguridad vial.

Control de la Policía Foral en Urdax. GOBIERNO DE NAVARRA
Control de la Policía Foral en Urdax. GOBIERNO DE NAVARRA  

La Policía Foral ha imputado delitos relacionados con el tráfico en los últimos días a ocho conductores, dos de ellos implicados en accidentes, que deberán personarse próximamente en distintos juzgados de guardia para dirimir su responsabilidad, ha informado el Gobierno de Navarra.

En Mutilva, una pamplonesa de 46 años se salió de la vía con su vehículo y después continuó circulando a pesar de que había perdido un neumático delantero, hasta que ya no pudo continuar. Al ser alertada una patrulla, se le realizó un control del alcoholemia, en el que quintuplicó la tasa máxima permitida. Por ello, fue citada en el juzgado de Aoiz.

Por otro lado, en Cordovilla, un vecino de 44 años sufrió un accidente al chocar contra la puerta de un garaje. Personada una patrulla para realizar diligencias, se confirmó que el hombre conducía sextuplicando la tasa de alcoholemia. La prueba debió realizarse mediante extracción de sangre en el Complejo Hospitalario de Navarra, ya que realizó la prueba de aire espirado de forma incorrecta, soplando insuficientemente. Su vehículo fue inmovilizado.

Mientras, en Ablitas fue interceptado un turismo en el que viajaban dos personas. El conductor fue imputado por no haber obtenido nunca autorización para conducir, en tanto que el copiloto fue también imputado por ser cooperador necesario para la comisión del delito, ya que sabía que el chófer carecía de carné.

En Sunbilla, agentes adscritos a la comisaría de Elizondo interceptaron en un control preventivo que se desarrollaba en la N-121-A un vehículo conducido por un vecino de Eibar (Guipúzcoa) de 58 años. Al identificarlo, se comprobó que no tenía carné vigente, por carecer de puntos y no haberlos recuperado, por lo que fue imputado y citado para el lunes en un juzgado de Pamplona.

En Urdax, una patrulla también de Elizondo detuvo el sábado a un ciudadano portugués de 39 años por arrojar una tasa de alcoholemia delictiva. Los hechos se produjeron en la N-121-B, al observar los agentes que de la ventanilla de un turismo sobresalía la cabeza de un perro. Tras identificar al conductor, se observó que presentaba síntomas de ebriedad, que fueron confirmados cuando se demostró que cuadruplicaba la tasa, por lo que fue trasladado a Pamplona para pasar a disposición del juzgado de guardia.

CONTROL EN LANDAZÁBAL

Esta madrugada de domingo, en Burlada fue imputado un conductor de Sarriguren de 20 años por registrar una tasa de alcohol delictiva. Una patrulla de seguridad ciudadana interceptó el turismo en la Rotonda de Ejercicios circulando sin luces. El miércoles deberá presentarse ante el juez.

Y finalmente en Villava, en coordinación con la Policía Municipal, se ha programado esta mañana de domingo un control preventivo de alcohol y drogas en las inmediaciones de una conocida discoteca del polígono Landazábal, con el resultado de cinco conductores denunciados, dos por infracción penal (una tasa de alcohol superior a 0.60 mgr/litro aire) y tres administrativamente (tasa inferior). Se trata de dos vecinos de Barañáin de 27 y 28 años, que triplicaron y cuadruplicaron la tasa, respectivamente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una pamplonesa que quintuplicaba la tasa de alcohol se sale de la vía y sigue circulando sin un neumático