SUCESOS

Alarma en las carreteras de la Ribera: un Porsche fuera de control y dos conductores drogados que huyen de la policía

Los tres hombres fueron interceptados y recibieron las denuncias correspondientes, además de que dos de los coches quedaron inmovilizados.

Vehículo interceptado en la Ribera. POLICÍA FORAL
Vehículo interceptado en la Ribera. POLICÍA FORAL  

La Policía Foral ha dado parte este domingo de lo que puede suponer un fin de semana para sus patrulleros en las carreteras de la Ribera, en las que han tenido que lidiar con tres conductores muy peligrosos para la seguridad vial.

El fin de semana comenzó fuerte el viernes, día en el que fue interceptado un vecino de Tudela que circulaba dando bandazos al volante de un coche de la marca Porsche a una velocidad de 180 kilómetros por hora por la A-68.

Una vez interceptado por los agentes del cuerpo policial autonómico, el conductor arrojó una tasa de 0,76 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Fue denunciado por este motivo y también por conducción negligente.

El día siguiente, esta vez en Castejón, una patrulla de la Policía Foral observó cómo un hombre se daba a la fuga en su vehículo al percatarse de la presencia policial. Cuando fue interceptado, recibió denuncias por positivo en cannabis, conducción negligente y tenencia de hachís/speed. Además, su coche fue inmovilizado.

No fue ese el único conductor que se dio a la fuga, puesto que, poco después, aunque en esta ocasión en Arguedas, un conocido reincidente también trató de escaparse de los agentes de la Policía Foral e igualmente resultó interceptado.

Este hombre acumuló siete infracciones: conducción temeraria, tenenecia de speed/éxtasis, portar en el coche dos neumáticos lisos, arrojar un resultado positivo en drogas y no contar ni con el seguro obligatorio ni con la ITV en regla.

CASI 4.000 EUROS EN MULTAS

El riesgo que asumió al intentar huir de la patrulla fue grande, ya que uno de los neumáticos que llevaba en la parte delantera del coche era una rueda de repuesto tipo galleta, que casi se le sale durante la huida, según indicaron los agentes, que también le inmovilizaron el turismo.

En total, este conductor volvió a casa con 3.900 euros de multa y 12 puntos menos en el permiso, ya que acumuló 1.500 euros por no tener seguro, 200 euros por la ITV caducada, 200 más por cada rueda en mal estado, 500 euros y seis puntos por la conducción temeraria, 1.000 euros y otros seis puntos por el positivo en drogas, y un mínimo de 301 euros por la tenencia de drogas. Una cantidad esta última que puede aumentar, dado el número de veces que ha sido denunciado por este motivo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alarma en las carreteras de la Ribera: un Porsche fuera de control y dos conductores drogados que huyen de la policía