PREMIUM  SUCESOS

Un exconcejal de Bildu y un 'okupa', entre los radicales que hicieron sonar las campanas en el acto de Ciudadanos

Han sido denunciados por pertubar el desarrollo del acto y ahora suplican a Barkos que no le aplique las multas.

Rueda de prensa de Altsasu Faxismoaren Kontra en defensa de los cuatro radicales que hicieron sonar las campanas en contra del acto de Ciudadanos. EUROPA PRESS
Rueda de prensa de Altsasu Faxismoaren Kontra en defensa de los cuatro radicales que hicieron sonar las campanas en contra del acto de Ciudadanos. EUROPA PRESS  

Un exconcejal de Bildu en Alsasua y uno de los actuales 'okupas' del palacio Marqués de Rozalejo son dos de los cuatro identificados por la Policía Foral como autores del boicot al acto de Ciudadanos en Alsasua. 

Los cuatro accedieron por la fuerza a la iglesia de la localidad para hacer sonar las campanas mientras intervenía una víctima de ETA para tratar de evitar que su voz fuera escuchada. El objetivo era torpedear el homenaje que la plataforma España Ciudadana había organizado en reconocimiento a los dos guardias civiles y sus parejas apaleados por jóvenes de la izquierda abertzale hace dos años. 

Juan Carlos Orellana Bengoetxea fue concejal de Bildu y responsable de Cultura en la localidad en la pasada legislatura. Él fue uno de los cuatro radicales que intentó evitar un acto legal y autorizado como era el del homenaje a los agentes golpeados en la localidad. 

Por su parte, el vecino de Alsasua Patxi Calleiras Benito se encuentra también entre los 22 delincuentes identificados por ocupar por la fuerza el palacio Marqués de Rozalejo en la plaza de Navarrería de Pamplona. Será juzgado en las próximas semanas junto a los otros 'okupas' que todavía se encuentran en el interior del edificio con el visto bueno del Gobierno de Uxue Barkos, que renunció al desalojo autorizado por el juez. 

Los otros dos identificados por el boicot en Alsasua son Mikel Santamaría Rubio y Ioseba Bustamente Ramos.

La Policía Foral ha denunciado administrativamente a los cuatro radicales por una "infracción grave del artículo 36.8 de la ley orgánica de protección de la seguridad ciudadana" que sanciona la "perturbación del desarrollo de una reunión o manifestación lícita, cuando no constituya infracción penal", según explicó el propio cuerpo policial. 

A pesar del sonido de las campanas, el acto se celebró con normalidad. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, hizo alusión a lo ocurrido en su discurso: "Antes repicaban las campanas, pero lo hacían por las víctimas del terrorismo". "Gracias por ello" manifestó mientras se oían gritos de "libertad" en la plaza.

El párroco de la localidad informó del uso de la violencia por estas cuatro personas identificadas para acceder al campanario: "Desde la parroquia, condenamos este acto delictivo, que en ningún caso representa a la inmensa mayoría del pueblo de Alsasua, que desea vivir en paz y concordia", señaló Patxi Izco

En Alsasua, una plataforma de los abertzales que se hace llamar así misma "antifascista" ha solicitado ahora que se retiren las multas a los radicales, que podrían llegar hasta los 30.000 euros cada uno. 

"Un gobierno que se presenta como contrario a la ley mordaza y contrario a la provocación fascista del 4 de noviembre parece dispuesto, utilizando la ley mordaza, a joder la vida a unos alsasuarras con multas de hasta 30.000 euros", por "demostrar su rechazo hacia esta provocación fascista". Por ello, ha pedido "una postura coherente" y ha esperado que "las multas no se hagan efectivas", dijeron sobre el Gobierno dirigido por Bildu y Uxue Barkos


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un exconcejal de Bildu y un 'okupa', entre los radicales que hicieron sonar las campanas en el acto de Ciudadanos