PREMIUM  SUCESOS

Inclinado hacia delante y con la cabeza sobre la luna delantera: así conducía un vecino de Peralta al que 'pillaron' borracho

La Policía Foral ha imputado a cinco conductores por nuevos delitos contra la seguridad vial por conducir borrachos.

Un hombre conduce un vehículo por la autopista.
Un hombre conduce un vehículo por la autopista.  

Parece que pocos casos pueden sorprender ya a los agentes y a las patrullas que se encargan de controlar la seguridad vial en las carreteras. También en las navarras, donde cada día se ven más casos cargados de irresponsabilidad al volante. 

Tal y como ha informado este jueves la Policía Foral, cinco personas han sido imputadas recientemente por conducir superando la tasa establecida de alcohol. De estos, tres han sido imputados por tasa penal. 

Se trata de un vecino de Peralta de 45 años, que fue interceptado al pillarlo en un control rutinario en Funes. Los agentes de la comisaría de Tafalla observaron cómo llegaba un vehículo a una velocidad "anormalmente lenta", explican desde la Policía Foral. "El conductor conducía inclinado hacia delante y con la cabeza pegada a la luna delantera".

Ante los claros y más que evidentes síntomas de que conducía borracho, se le sometió a la tasa de alcoholemia. Arrojó una tasa que sextuplicaba la establecida legalmente, con un resultado de 1,31 mg/l. 

Pero no ha sido el único conductor que en los últimos días ha protagonizado un episodio similar. Un vecino de Juslapeña de 63 años conducía de noche en la NA-4114 cuando un ciudadano alertó de que un vehículo circulaba irregularmente. Se movilizó una patrulla de Pamplona e imputaron al conductor por quintuplicar la tasa de alcohol (1,11 mg/l).

También un vecino de Torrevieja de 37 años arrojó una tasa de 0,66 mg/l. Los agentes observaron cómo el investigado adelantaba por el arcén una cola de retención de vehículos que estaban parados ante una señal de stop, sin respetar la línea blanca longitudinal continua. La patrulla observó claros síntomas que de que el conductor pudiera estar influenciado por lo que, además de la correspondiente denuncia administrativa por la infracción cometida, le realizaron la prueba de alcoholemia.

LE DEJA EL COCHE SIN TENER CARNÉ

Finalmente una patrulla de seguridad vial adscrita a la comisaría de Tudela ha imputado a dos vecinos de Villafranca, distintos delitos contra la seguridad vial. La patrulla dio el alto reglamentario a un vehículo cuyo conductor, un joven de 18 años, informó a los agentes que carecía de permiso de conducir.

Los agentes preguntaron sobre la propiedad del turismo que conducía, siendo el propietario de un taller mecánico en el que trabajaba. Al joven se le imputa por conducir un vehículo careciendo del permiso reglamentario y al dueño del taller, un hombre de 30 años, otro delito contra la seguridad vial en calidad de cooperador necesario, ya que conocía que carecía de permiso su trabajador.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Inclinado hacia delante y con la cabeza sobre la luna delantera: así conducía un vecino de Peralta al que 'pillaron' borracho