• domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 05:09

 

 
 

SUCESOS

El asesino del niño violó y mató a una joven navarra con la excusa de comprar un piso

Francisco Javier Almeida fue detenido por la muerte de un niño, pero tenía antecedentes por otro crimen y una agresión sexual. 

Dos niños depositan flores en una concentración en el parque donde fue secuestrado un niño de 9 años. A la izquierda, la foto del acusado hace 20 años.
Dos niños depositan flores en una concentración en el parque donde fue secuestrado un niño de 9 años. A la izquierda, la foto del acusado hace 20 años.

El asesino del niño de 9 años muerto en la localidad riojana de Lardero violó y asesinó a una joven navarra en Logroño en 1998

Francisco Javier Almeida fue condenado a 30 años de prisión tras el juicio celebrado durante la primavera del año 2000, por lo que debería haber permanecido en prisión hasta el año 2028, si hubiera cumplido la pena completa. 

Sin embargo, este jueves Almeida estaba merodeando por un barrio de viviendas, donde cameló a un niño para raptarlo y, posteriormente, matarlo muy cerca de su domicilio. 

Según ha desvelado El Español, se llevó al pequeño con la excusa de que iba a regalarle un cachorro y, posteriormente, lo asfixió, según las primeras investigaciones. 

Este mismo hombre ya había estado en la cárcel durante 7 años por agresiones sexuales a una menor antes de cometer el crimen de la navarra. 

El asesinado por el que fue condenado el ahora detenido fue conocido como el "Crimen de la Inmobiliaria", ya que el acusado aprovechó que la joven iba a enseñarle un piso, ya que trabajaba en una empresa que se dedicaba a la venta y el alquiler de viviendas. 

María del Carmen López Guergué era natural de Aguilar de Codés y tenía 26 años cuando ocurrieron los hechos que terminaron con su vida tras ser forzada sexualmente y recibir 17 puñaladas por parte de Almeida. 

Un jurado popular lo consideró culpable del asesinato con alevosía y agresión sexual con violencia. Durante el juicio, se presentó un informe psiquiátrico sobre Francisco Javier Almeida donde constaba que el acusado no pre sentaba enfermedad psiquiátrica ni trastorno psicopatológico alguno, si bien el propio acusado reconoció que causó la muerte para excitarse sexualmente.  

Los hechos juzgados se produjeron el 17 de agosto de 1998. El acusado mostró su interés en comprar un piso y visitó uno situado en la calle Vélez de Guevara acompañado de la víctima. Después volvió a quedar con la mujer, a las 19.30 horas alegando que quería realizar algunas mediciones en la vivienda.

El acusado reconoció en el juicio que quedó con la víctima dos veces en esa tarde y cuando subió a la vivienda por segunda vez se sintió «impulsado sexualnente a hacer algo» con la fallecida «y más llevando minifalda".

En su declaración durante el juicio, Almeida agregó que asestó dos puñaladas a la joven después de que ésta se negara a masturbarle.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El asesino del niño violó y mató a una joven navarra con la excusa de comprar un piso