SUCESOS

Seis años de cárcel para un pamplonés por agresión sexual a un menor que conocía

José Ignacio F.P., de 36 años, abusó de un niño de 10 años en el domicilio de éste.

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a seis años de cárcel a un hombre, de 36, natural de Pamplona, acusado de agredir sexualmente en 2012 en su domicilio de la capital aragonesa a un menor, de 10 años, a cuyos padres conocía y al que daba clases de inglés su novia.

Además, le prohíbe comunicarse con el mismo durante 8 años, periodo en el que no podrá acercarse a él a menos de 300 metros, y, por un delito de lesiones le impone una multa de 180 euros, según la sentencia hecha pública hoy.

El tribunal considera hechos probados que el acusado, José Ignacio F.P., nacido en Pamplona y vecino de Zaragoza, acudió el 11 de junio de 2012 a casa del menor para jugar con él a las viodeoconsolas dado que mantenía una relación de amistad con sus padres porque su novia le daba clases particulares de inglés.

En casa de los padres, José Ignacio F., que ya había sido condenado en 2008 a una multa de 18 meses por un delito de abusos sexuales, insistió en que el pequeño fuera a su domicilio porque tenía una videoconsola más moderna, a lo que los progenitores accedieron.

Ya en su casa, y con la excusa de que hacía calor, ambos se quitaron los zapatos y las camisetas para jugar a la videoconsola y entre las 15.30 y las 16.30 horas el acusado llevó al menor a su dormitorio, lo sentó sobre sus piernas, lo agarró por la cintura, comenzó a abrazarlo, darle besos en la boca y tocarle el culo, ante lo cual el niño, asustado, comenzó a llorar.

Posteriormente, ambos volvieron al salón a seguir jugando con la videoconsola y al rato, José Ignacio tumbó al menor en el sofá diciéndole que iban a jugar para, a continuación, bajarle los pantalones y los calzoncillos y chuparle el pene.

El menor, que seguía asustado, le preguntaba mientras por el juego de la videoconsola, ya que así José Ignacio dejaba de importunarle, hasta que al llegar las 16.30 horas, la fijada para que el padre del menor fuera a buscarlo, ambos se vistieron y bajaron a la calle, donde el progenitor apreció signos de que su hijo había llorado.

Como consecuencia de estos hechos, el menor sufrió lesiones, necesitó asistencia facultativa y tardó diez días en curar, de los que dos le impidieron el desarrollo normal de sus actividades.

Contra esta resolución, de fecha 14 de enero y que no es firme, cabe interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo en un plazo de cinco días desde su notificación.

En cuanto a responsabilidad civil deberá indemnizar al menor, que en el momento de los hechos contaba 10 años, en la cantidad de 6.000 euros más los intereses legales correspondientes. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Seis años de cárcel para un pamplonés por agresión sexual a un menor que conocía