SUCESOS

Dan el alto al conductor de un coche en Corella porque no lleva el cinturón y termina en la cárcel de Pamplona

Al solicitarle la documentación, los agentes comprobaron que sobre él pesaba una orden de ingreso en prisión. 

Cinturón de seguridad. ARCHIVO
Cinturón de seguridad. ARCHIVO  

La Policía Foral ha detenido recientemente a seis personas con órdenes de búsqueda por distintos delitos. Las actuaciones se han llevado a cabo en Malerreka, Corella, Cadreita, Burlada, Orkoien y Barañáin. Tres de ellos han ingresado en prisión.

En Tudela, patrullas de seguridad vial adscritas a dicha comisaría detuvieron a dos personas por distintas requisitorias judiciales. La primera se realizó en Corella, el transcurso de un control de documentación. La patrulla dio el alto a un turismo en el que un hombre no utilizaba el cinturón de seguridad y los agentes le solicitaron la documentación. Se trataba de un vecino de Madrid de 43 años con una orden de ingreso en prisión emitida por un juzgado de Madrid. Por este motivo fue trasladado a la cárcel de Pamplona.

En la primera actuación agentes de la comisaría de Elizondo patrullaban por una localidad de Malerreka cuando observaron en un vehículo estacionado a un hombre de 45 años y delincuente habitual. Al ser identificado, la patrulla comprobó que sobre él pesaban dos órdenes de búsqueda y una de ingreso en prisión motivada por un delito contra la salud, emitidas por juzgados navarros y guipuzcoanos.

La segunda detención se produjo en Cadreita (N-121), durante un control preventivo de alcohol y drogas. Los policías solicitaron la documentación a la conductora del vehículo y a su acompañante. Desde el Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral notificaron que sobre el varón, un vecino de Murchante de 42 años, pesaba una orden de detención para ingreso en prisión motivada por un delito de malos tratos en el ámbito familiar, emitida por un juzgado de Pamplona.

En Burlada, agentes del Grupo de Policía Judicial Pamplona Norte recibieron el aviso de un vigilante de seguridad de un supermercado, informando que tenía retenida a una persona por intentar robar productos alimenticios. Los agentes identificaron a un vecino de Burlada de 41 años, descubriendo que tenía una orden de búsqueda y detención motivada por un delito de robo con fuerza en las cosas, emitida por un juzgado de Puerto del Rosario (Las Palmas).

Otro detenido es un varón de 36 años y vecino de Orkoien sobre el que pesaba una orden de un juzgado pamplonés de búsqueda, detención e ingreso en prisión por varios delitos contra la seguridad vial. Una patrulla de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Pamplona lo trasladó a la prisión provincial.

El último de los detenidos es un vecino de Pamplona de 30 años. Agentes del grupo de Custodia de Policía Foral acudieron en apoyo de una patrulla de Policía Municipal de Barañáin, que tenían retenida en el interior de un bar a una persona. Comprobando los datos desde el Centro de Mando y Coordinación informaron que pesaba una requisitoria de búsqueda, detención y personación por un delito de robo con violencia, emitida por un juzgado de Zamora.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dan el alto al conductor de un coche en Corella porque no lleva el cinturón y termina en la cárcel de Pamplona