PREMIUM  SUCESOS

Alertan de un nuevo timo en Pamplona: así es el hombre que finge un accidente de coche y, con un cómplice, engaña a su víctima

En los últimos días se han dado varios casos similares en los que un hombre de entre 30 y 35 años actuaba de esta manera.

Daños espejo. PFORAL
Daños espejo. PFORAL  

La Policía Foral está intentando encontrar al autor material de una clase de estafas que se están produciendo en Pamplona en los últimos días. Se trata de varios casos similares que han sido denunciados y en los que coincide tanto la descripción de quien lo lleva a cabo como el modus operandi.

Tal y como ha informado este martes la policía, se trata de un hombre de nacionalidad española y entre 30 y 35 años de edad, 1,70 cms de altura, pelo castaño con corte normal, vestimenta informal, educado y de fácil palabra. En el extrarradio de Pamplona, busca conductores con perfil de edad avanzada para tejer su plan.

El “modus operandi” del estafador consiste en simular un pequeño accidente: sitúa su vehículo delante del de la víctima para que ésta tenga que detenerse y se vea obligada a adelantarlo.

En ese momento de la maniobra, golpea el vehículo de la víctima (daños por raspado, retrovisor roto) imputando posteriormente la responsabilidad al conductor mayor.

Sigue a la víctima hasta que aparca y entabla conversación a raíz del accidente ocurrido. El estafador se presenta como abogado y le informa que ha sufrido la rotura del espejo retrovisor.

Alegando tener prisa para no hacer el parte amistoso se presta para conseguir, desde su teléfono y con el seguro, un teórico presupuesto de los daños. Es en este momento cuando entra en acción el cómplice telefónico del autor de los hechos, que se hace pasar por la compañía aseguradora.

Así, informa a la propia víctima que su póliza está cubierta por una franquicia (cantidad pactada en el contrato que en caso de siniestro el asegurado asume de su bolsillo), por lo que no hay problema para que pague en el momento. Por lo tanto le instan a adelantar el dinero que cuesta el arreglo para finalizar así la gestión administrativa del accidente.

Si la otra parte presenta respuesta contundente o sospechas, abandona el plan y remite a la víctima a posteriores gestiones con los seguros.

Desde el cuerpo de la Policía Foral se recomienda por lo tanto no caer en la trampa del supuesto accidente ni mucho menos en entablar discusión alguna sobre responsabilidades y cantidades de dinero. Ante cualquier sospecha intente retener datos del autor/es y vehículo para avisar a través del 112 a la Policía Foral, con el fin de obtener información tendente a identificar a los autores de la estafa.

Un accidente real debe constar en un parte, amistoso si hay acuerdo y policial si no lo hay, con el fin de que los agentes investiguen la dinámica y causa del siniestro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alertan de un nuevo timo en Pamplona: así es el hombre que finge un accidente de coche y, con un cómplice, engaña a su víctima