PREMIUM  SUCESOS

El alcohol y las drogas siguen presentes en las carreteras: dos detenidos y 16 imputados en Navarra

En Olite, se interceptó a una mujer de 18 años que carecía de permiso. Iba con su padre, que le estaba enseñando a conducir en un polígono.

Un control de la Policía Foral. ARCHIVO
Un control de la Policía Foral. ARCHIVO  

Como anuncia la Policía Foral en su perfil de Twitter, parece que por mucho que se avise y se insista en que al volante no se puede poner uno después de haber consumido alcohol y/o drogas, la gente no aprende. De hecho, este fin de semana se han detenido a dos personas y se han imputado a otras 16 por delitos contra la seguridad vial.

La primera de las detenciones se produjo en Ollacarizqueta. El arrestado, un hombre de 60 años, vecino del municipio de Juslapeña, fue sorprendido conduciendo teniendo suspendido temporalmente el permiso por sentencia judicial. Se da la circunstancia de que, horas antes, había estado involucrado en un accidente, provocando daños en el cerramiento de una finca.

El segundo detenido es un vecino de la merindad de Sangüesa de 58 años, que casi cuadruplicó la tasa establecida para conducir cuando se le realizó el control de alcoholemia, según ha indicado la Policía Foral.

Además de los imputados del sábado en Labiano, Bacáicoa y Carcastillo, agentes adscritos a distintas unidades de la Policía Foral han imputado un presunto delito contra la seguridad vial, por superar las tasas de índole penal, a cinco conductores más, todos ellos varones. Estos delitos se han producido en Pamplona (un varón de 61 años), Sansol (19 años), Marcilla (29 años), Falces (49 años) y Nuevo Artica (46 años).

Por otra parte, se ha investigado a otros siete conductores por circular sin vigencia en su permiso o por no haberlo obtenido nunca. En Pamplona, a tres hombres de 26, 29 y 30 años; en Zuasti y Zizur, a dos de 41 años; en Funes, a un varón de 44 años; y en un polígono industrial cercano a la localidad de Olite, a una mujer de 18 y a un hombre de 50.

En este último caso, agentes de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Tafalla observaron cómo un turismo circulaba de forma irregular por las calles del polígono, por lo que decidieron darle el alto. Al solicitar la documentación, comprobaron que la mujer carecía de permiso, por lo que se le imputó un presunto delito contra la seguridad del tráfico. A la persona que la acompañaba, que era su padre y que admitió estar enseñándola a conducir, se le imputó un presunto delito por cooperador necesario.

Finalmente, agentes de la comisaría de Tafalla intervinieron con un hombre de 40 años que se encontraba descalzo, desorientado y cuyo vehículo ocupaba parte del carril sentido hacia Pamplona de la NA-8607. Se le imputó un presunto delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo bajo la influencia de sustancias estupefacientes, al dar positivo en cannabis y anfetaminas en el test de drogas realizado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El alcohol y las drogas siguen presentes en las carreteras: dos detenidos y 16 imputados en Navarra