PREMIUM  SUCESOS

Un sangüesino recibe una paliza mientras le amenazaban: "Nazi de mierda, sabemos quiénes son tus hijas"

La víctima ha escrito libros en los que se incluye un estudio histórico que deja patente que en la localidad nunca se habló el euskera.

Un momento de violencia en Alsasua por parte de la izquierda abertzale durante del acto de Albert Rivera en la localidad. MIGUEL OSÉS
Un momento de violencia en Alsasua por parte de la izquierda abertzale durante del acto de Albert Rivera en la localidad. MIGUEL OSÉS  

Un sangüesino de 46 años ha denunciado ante la Guardia Civil haber sufrido una agresión por parte de dos jóvenes de la localidad durante la madrugada del pasado 1 de diciembre. El hombre ha identificado ya a sus agresores, cercanos a la izquierda abertzale y que pudieron atacarle por sus publicaciones sobre el euskera en la localidad.

La víctima, Rogelio Taboada Plano, se encontraba celebrando su cumpleaños con unos amigos en el bar Dos Caballos del municipio cuando un grupo de personas se acercó a ellos y comenzó a insultarle, profiriéndole gritos como "puto fascista de mierda", "nazi de mierda" o "que te vayas de Sangüesa".

Ante esta actitud violenta, el hombre se cambió de sitio en la barra para evitar el enfrentamiento, según consta en la denuncia. Pero media hora después, cuando los jóvenes se disponían a salir del local, le propinaron "un empujón contundente que, a pesar de su corpulencia, le hizo perder el equilibrio, haciéndole chocar con la barra del bar".

Un cuarto de hora después, cuando Taboada abandonaba el bar para regresar a su domicilio, tres personas lo estaban esperando y continuaron increpándole con insultos y provocaciones. Según indicó el agredido, él hizo caso omiso hasta que uno de los jóvenes le dijo: "Aunque te vayas, preocúpate como padre, porque ya sabemos quiénes son tus hijas".

En ese momento, se dio la vuelta y se encaró con él, según ha relatado él mismo en la denuncia. Mientras discutía con el joven, otro de los integrantes del grupo lo agredió por detrás, "propinándole un golpe muy fuerte en la parte izquierda de la nuca", que lo dejó desorientado.

En la denuncia figura que, una vez que volvió en sí, agarró por el cuello a uno de los agresores, que se encontraba en el suelo intentado morderle, hasta que varias personas los separaron.

Tras la agresión, acudió al centro de salud de la localidad para que le curaran las lesiones, ya que sufría un fuerte dolor en la nuca, "teniendo un sangrado leve". Sin embargo, las contusiones le hicieron al día siguiente encontrarse peor, "con un fuerte dolor de cabeza y mareos", por lo que fue derivado al servicio de urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra.

CÚMULO DE ATAQUES

Hasta aquí llega la información contenida en la denuncia presentada en el cuartel de la Guardia Civil. Pero para contextualizar lo sucedido, Taboada ha relatado el cúmulo de sucesos desagradables que ha tenido que soportar desde que comenzara a escribir libros sobre la historia de Sangüesa.

Entonces empezó a sufrir una persecución, de la que ya ha dado parte a las autoridades una decena de ocasiones, a través de otras tantas denuncias por ataques a su vehículo, en los que le rompieron los retrovisores y los pilotos.

Sobre lo ocurrido la noche del pasado día 1 de diciembre, Taboada asegura que no conocía a los dos jóvenes que lo agredieron, tan solo a una mujer que iba con ellos y que es vecina suya.

"Esta misma mañana (martes), han estado aquí varios agentes de la Policía Judicial, que han venido a Sangüesa para tomarme declaración y hacer un reconocimiento de fotos. Se ve que ambos están metidos en la plataforma que defiende a los condenados por haber agredido a dos guardias civiles y a sus parejas en Alsasua y, por lo visto, deben de tener un montón de broncas", expone Taboada.

SANGÜESA, SIN EUSKERA

El motivo que él ve detrás de este hostigamiento hacia su persona es el contenido de su obra, en la que se incluye un estudio histórico que deja patente que en Sangúesa nunca se ha hablado el euskera. "Lo que era original de Sangüesa era el romance navarro", añade.

"Todo lo que dicen de los vascos en Sangüesa o de Euskal Herria se ha demostrado que es una patraña, que es todo un mito. He sacado referencias de muchos sitios: el Archivo de la Catedral de Pamplona, el de Jaca, el Diocesano, los parroquiales... Hay documentación de sobra para demostrar que la historia no tiene nada que ver con lo que proclaman", manifiesta.

Taboada formó parte hace años de un partido político nacional, España 2000, con el que concurrió a las elecciones de la localidad, logrando el 2% de los votos. "Ni cuando estuve en política tuve tantos jaleos como ahora, y eso que entonces me destrozaron un furgón y le prendieron fuego a un local", subraya este sangüesino, que dimitió de esa formación en el año 2012.

"Estoy curado de espanto, la verdad. ¿Qué más me pueden hacer?", se pregunta Taboada, que reconoce que no sabe con qué lo golpearon en la cabeza. "Me hicieron dos heridas detrás de la oreja, dos cortes paralelos. La médica que me atendió me dijo que con la mano no había podido ser. Me rompieron el cartílago de una oreja, aunque lo peor fue la hemorragia en el maxilar, ya que estuve varios días con bastante dolor", rememora.

En cuanto a la situación con los jóvenes, matiza que, al no haber necesitado una intervención quirúrgica, "los van a encausar por un delito leve de lesiones con agravante por odio", remarca.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un sangüesino recibe una paliza mientras le amenazaban: "Nazi de mierda, sabemos quiénes son tus hijas"