SOCIEDAD

Los yacimientos arqueológicos de Los Arcos y Eslava son declarados bien de interés cultural

Se trata de una ciudad romana y un poblado neolítico que a partir de ahora tendrán un grado más alto de protección.

Juzgado de Vitoria
Juzgado de Vitoria

El Gobierno de Navarra ha acordado este miércoles 24 declarar bienes de interés cultural las zonas arqueológicas de la ciudad romana de Santa Criz, en Eslava, y del poblado neolítico de Los Cascajos, en Los Arcos.

Esta declaración "dará el más alto grado de protección a ambos lugares", ha señalado en rueda de prensa la consejera de Cultura, Ana Herrera, al dar a conocer los acuerdos.

En mayo de 2014 el Ejecutivo foral y el Ayuntamiento de Eslava firmaron un convenio que incluía el abono de 450.000 euros al municipio para financiar las actuaciones en Santa Criz durante 2014 y 2015 y la consolidación de las estructuras descubiertas, ha explicado el Gobierno en un comunicado.

Estas obras finalizaron en otoño de 2015, tras excavarse en su totalidad un foro de casi 300 metros cuadrados. Además, en la primavera de 2016 se realizó la última fase, por la que se ha hecho del lugar un museo, adecuando los recorridose  instalando información y exhibición de las piezas.

UN POBLADO NEOLÍTICO EN NAVARRA

El yacimiento de Los Cascajos, en Los Arcos, que ocupa una superficie de alrededor de 93 hectáreas, constituye un caso único en el conjunto de Navarra, ya que en él se han encontrado viviendas, enterramientos y silos, entre otros.

Las excavaciones, realizadas con financiación del Gobierno de Navarra, han permitido la localización de 31 estructuras con 32 inhumaciones y los hoyos de los postes que sostenían tres cabañas circulares, un hallazgo que convierte a este poblado neolítico en "uno de los más importantes de la Península Ibérica".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los yacimientos arqueológicos de Los Arcos y Eslava son declarados bien de interés cultural