• viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:17

 

 
 

SOCIEDAD

Vuelve una de las tradiciones ancestrales de Navarra: la peculiar fiesta del 'mayo'

Localidades como Iturmendi, Larraona, Bakaikoa, Echarri Aranatz, Murieta, Barillas o Sangüesa recuperan una fiesta muy especial después de dos años.

Clavando el mayo al chopo.
Los chavales de Murieta observan como se clava el muñeco al chopo. Navarra.com

La colocación del 'mayo' es una de las tradiciones ancestrales que se conserva en varias localidades de Navarra, y que regresa este 2022 después de dos años de ausencia por la Covid-19. Los 'mayos' son los árboles grandes que se erigen en el pueblo o en el monte.

Es una tradición que estuvo muy extendida en toda Navarra, desde Bera de Bidasoa hasta la Ribera, pero que fue desapareciendo hasta su recuperación en los años 80 del siglo pasado.

Los 'mayos' se colocaban el primer día del mes de mayo o bien el día 3, pero también en otras fechas como San Juan o el Corpus Christi.

Algunos se ha conservado en algunos pueblos de la zona de la Sakana y en otros se han recuperado sobre todo en la zona de Tierra Estella y en algunas localidades de la Ribera como es el caso de Barillas.

En la zona de Sakana se levantan 'mayos' en Iturmendi, Echarri Aranatz y Bakaikoa, en este caso lejos del pueblo, en la cima de Urbasa a unos mil metros de altitud.

El mayor es el de Iturmendi donde suelen colocar un haya de más de mil kilos de peso y con una altura de más de veinte metros con una bandera en lo más alto. En Sangüesa los vecinos ponen en la copa flores y un cencerro para evitar el mal tiempo y proteger las cosechas y el ganado.

En Larraona también han recuperado esta fiesta. En 1977 plantaron el árbol protector de las cosechas y confeccionaron trajes antiguos que lucen con orgullo ese día. Los hombres blusón negro y pantalón de Bergara y las mujeres falda y camisa granate.

El 'mayo' más popular es el de Murieta en Tierra Estella. Es una mezcla de mayo y Judas, ya que se coloca en lo alto de un chopo pelado a un muñeco relleno de paja que es el culpable de todos los males que han sucedido en la localidad como sequías, inundaciones, tormentas, etc.

El muñeco está colgado todo el mes en lo alto del chopo y el último fin de semana del mes se quema en el frontón de la localidad para regocijo de vecinos y visitantes. Se prepara una gran fiesta con carrera ciclista, aperitivo popular y actuaciones musicales.

Otras costumbre que había en Murieta era la de ponerle un nombre al muñeco, el de una persona que tuviera mala fama en su momento como Maradona, José María García, El Duque de Feria, El Padre Apeles, Slobodan Milosevic, Felipe González...

Este año sería fácil acertar el nombre del malvado clavado en lo alto del chopo debido a la guerra en Ucrania, pero desde 2002 el ayuntamiento de Murieta decidió no poner ningún nombre al muñeco.

Según el escritor navarro José María Iribarren, "el plantar mayos en las plazas y poner enramadas en los portales no es otra cosa que un vestigio de las manifestaciones festivas que los antiguos romanos hacían a Flora, la diosa de la primavera".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vuelve una de las tradiciones ancestrales de Navarra: la peculiar fiesta del 'mayo'