• domingo, 01 de agosto de 2021
  • Actualizado 10:42

 

 
 

FINANCIACIÓN

Vuelta a lo básico, qué hay que saber sobre el endeudamiento

La mayoría de los consumidores tiene muy claro que si hay una buena forma de comparar los préstamos, esa es la TAE.

Idea. CEDIDA
Idea. CEDIDA

La complejidad del mercado financiero actual con la infinidad de opciones que ofrece, hace que en ocasiones olvidemos los asuntos básicos que siempre se deben tener en cuenta antes de acudir a cualquier tipo de financiación, ya sea una hipoteca, o uno de los préstamos online más pequeños. Hoy, vamos a darle un repaso.

Los intereses no son lo único a considerar

La mayoría de los consumidores tiene muy claro que si hay una buena forma de comparar los préstamos, esa es la TAE. Nada que objetar al uso de la TAE, pero no debe ser lo único que miremos.

Por ejemplo, requisitos como poner algún tipo de garantía, ya sea esta un aval de otra persona o un bien, pueden servir para abaratar el préstamo, pero también tienen su parte negativa, que no es otra que el hecho de estar poniendo en riesgo nuestro patrimonio o el de nuestro avalista.

Antes de lanzarse a por la opción más barata, merece la pena valorar cómo afectaría a nuestra vida si cometiésemos un impago, ya que nos permitirá decidir mejor sobre si queremos poner un aval o no, o incluso si preferimos no solicitar la financiación. Hay que tener en cuenta que en un mal momento financiero, es probable que lo último que necesitemos sea que un ser querido, que son quienes normalmente están dispuestos a avalarnos, nos retire la palabra porque hayamos comprometido su patrimonio.

La TAE tiene en cuenta las tarifas necesarias, pero hay más

La TAE es muy interesante porque tiene en cuenta todas las tarifas y gastos en los que incurre el consumidor para contratar el préstamo siempre que estos sean necesarios. Sin embargo, hay tarifas innecesarias que no están incluidas, pero que en función de cómo evolucione la situación, podemos necesitar pagar. Por ejemplo, es importante tener en cuenta la tarifa por los avisos cuando nos retrasamos en los pagos, ya que en algunos casos son cifras nada desdeñables y un descuido nos puede salir caro. Asimismo, las tarifas por devolver el dinero de forma anticipada y por extender el plazo de vencimiento, son costes que no se incluyen en la TAE pues no son obligatorios, pero que según la situación personal de cada uno podrían ser probables.

Atento a la proporción que el pago de deuda supone de tus ingresos

En lo que respecta al dinero casi todo es relativo. Por eso, siempre se debe tener en cuenta la proporción de los ingresos regulares de la persona o familia que van a suponer los gastos. Las propias entidades financieras lo calcularán para decidir si aceptan la solicitud, pero cada consumidor debe hacer sus propios cálculos y estimaciones. Si se va a contratar un interés variable, ¿qué margen de subida se puede soportar para que los pagos de devolución del préstamo no supongan demasiada presión al presupuesto familiar? Algunos préstamos tienen cuotas que van aumentando con el tiempo, si a esto se le añaden intereses variables, la incertidumbre es muy alta. En algunas ocasiones puede merecer la pena optar por un interés fijo más alto, que por un interés variable que se pueda convertir en un problema.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vuelta a lo básico, qué hay que saber sobre el endeudamiento