SOCIEDAD

Dieciséis horas de retraso en un vuelo que debía llegar a Pamplona desde Oslo y que, además, aterrizó en Madrid

Decenas de personas se han visto afectadas por este problema, por el que se deben ser indemnizados con cuantías de entre 250 y 600 euros. 

Dos imágenes de recurso en un aeropuerto y en un avión
Dos imágenes de recurso en un aeropuerto y en un avión

Dieciséis horas más de las previstas es lo que tardaron decenas de personas en llegar a sus casas. Se trata del problema que vivieron cuando volvían a Pamplona de un viaje desde Oslo, capital noruega en la que tuvieron que esperar más de 10 horas de las previstas para embarcar en el avión que les traía de vuelta a casa. 

La Asociación de Consumidores de Navarra de Irache ha denunciado públicamente este martes el problema que tuvieron que vivir estas personas y las reclamaciones que han llevado a cabo estos últimos días. Todas relativas a este viaje concreto.

Tal y como han explicado desde la asociación, los pasajeros tenían que volar desde Oslo hasta Pamplona, pero el avión salió 10 horas tarde y, en lugar de aterrizar en la capital navarra, lo hizo en Madrid. De ahí, se fletó un autobús que los trajo hasta la capital foral.

Desde Irache han adelantado cómo los pasajeros despegaron a las doce de la noche en lugar de a las dos de la tarde. Al final, llegaron con 16 horas de retraso.

Algo parecido, aunque con un retraso de 4 horas, ocurrió con otro viaje de pamploneses que viajaron a San Petersburgo. En los últimos días, los afectados por estos incidentes han presentado su reclamación. La organizadora de los viajes de San Petersburgo y Oslo es la misma en ambos casos, aunque los pasajeros contrataron el viaje en distintas agencias minoristas.

INDEMNIZACIONES DE ENTRE 250 Y 600 EUROS

Tal y como han explicado desde la asociación, tras una sentencia europea de 2009, los pasajeros que padezcan una cancelación o un retraso de más de 3 horas en su vuelo, tienen derecho a ser compensados. Las indemnizaciones van de 250 a 600 euros, importe que depende en función de la distancia recorrida por el avión.

Se aplican para vuelos que salgan de la Unión Europea y para los que llegan desde terceros países a la UE, siempre que la compañía sea europea y el país del que salió el vuelo no compense al consumidor por el retraso. 

Desde Irache aconsejan dejar constancia de la queja cuanto antes ante la organizadora del vuelo o la compañía aérea. Puede hacerse mediante una hoja de reclamaciones u otro documento, quedarse una copia sellada por la empresa y adjuntarla más adelante en una reclamación más forma si es necesaria. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dieciséis horas de retraso en un vuelo que debía llegar a Pamplona desde Oslo y que, además, aterrizó en Madrid