PREMIUM  SOCIEDAD

Así será el tercer Volkswagen que se fabricará en Landaben y que ocasionará una readaptación de la planta

Hasta su inicio de construcción a partir de la primavera de 2021, la planta navarra deberá reacondicionar las instalaciones, esencialmente chapistería.

Volkswagen Navarra presenta en la fábrica de Landaben y la cadena de montaje el segundo modelo de la fábrica navarra, el todocamino T-Cross. Foto: ARCHIVO / GRUPO VOLKSWAGEN
Volkswagen Navarra presenta en la fábrica de Landaben y la cadena de montaje el segundo modelo de la fábrica navarra, el todocamino T-Cross. Foto: ARCHIVO / GRUPO VOLKSWAGEN  

Volkswagen ha confirmado la gran noticia esperada desde Navarra: la factoría de Landaben fabricará un nuevo modelo de vehículo a partir del año 2021, con el que llegará a preparar tres modelos automovilísticos.

Al Volkswagen Polo, el clásico de la factoría navarra, y el el todocamino T-Cross, que comenzó a fabricarse en 2018, se unirá un tercer modelo que está llamado a ser una evolución del último modelo adjudicado a Landaben.

Por tanto será un tercer modelo de la familia Polo, basado en la misma Plataforma MQB que el Polo y el T-Cross. Comenzará a fabricarse a partir del segundo semestre de 2021.

Según los detalles adelantados por el comité de empresa, el tercer modelo va a ser una "evolución" del T-Cross, un coche del segmento de todocaminos, "un poco más grande", y que responde "a la evolución que demanda el mercado", tal y como ha destacado el presidente del comité, Alfredo Morales (UGT).

Ahora se comienza a calcular cómo podrá afectar a la planta de Landaben la adjudicación del nuevo modelo. Ya en 2018, cuando desde diciembre de aquel año comenzó a fabricarse el T-Cross como segundo modelo, se alcanzó la cifra de 272.272 coches de los modelos Polo y Volkswagen T-Cross.

Ahora se estima que el nuevo coche "conlleva generación de empleo fijo, conlleva también potenciar nuestro parque de proveedores, y conlleva tener un tejido industrial potente", en palabras de Morales.

De hecho el sector de la automoción, que está eminentemente enfocado en VW Navarra, es uno de los elementos clave en la industria de la Comunidad foral: factura alrededor del 25% del PIB foral; está formado por cerca de 120 empresas que emplean a más de 12.000 personas, casi uno de cada cinco empleos del sector industrial, y exporta por valor superior a los 3.700 millones de euros al año, casi la mitad de las exportaciones de la economía navarra.

TRABAJO POR DELANTE: ADAPTAR LAS INSTALACIONES, SOBRE TODO CHAPISTERÍA

Sobre lo que viene ahora, tras confirmarse la adjudicación, el comité de empresa ha señalado que hasta el segundo semestre de 2021 en el que está previsto que comience la fabricación de este tercer modelo, "hay inversiones que realizar y también hay que preparar y modificar las instalaciones, esencialmente en el taller de chapistería".

"Tenemos dos años por delante, dos años de trabajo incesante e importante y debemos hacerlo como hasta ahora. Hay que preparar un buen lanzamiento para que este nuevo coche sea un éxito, como lo ha sido el Polo, como lo está siendo el T-Cross y como estoy convencido de que lo será este nuevo coche", ha dicho Alfredo Morales.

El nuevo modelo será, por tanto, una evolución del todocamino que ya se hace en Landaben. El Volkswagen T-Cross, que la marca alemana produce para toda Europa en Navarra, es el último miembro de la gama todocamino (SUV) del fabricante alemán, que ha partido para su elaboración del turismo Polo.

Para evitar confusiones y una identificación rápida, el T-Cross es la versión todocamino (SUV) del Polo y el T-Roc del Volkswagen Golf. El T-Cross destaca por unas medidas muy compactas (4,11 metros de largo, 1,72 metros de ancho y 1,55 metros de alto), que le hacen el vehículo perfecto para ciudad.

LA EVOLUCIÓN DEL SUV QUE YA SE HACE EN LANDABEN

Para autopista el motor 1.0 de gasolina de tres cilindros y 115 CV será suficiente para la mayoría de los conductores, aunque para los que gusten ir rápido y lo utilicen habitualmente cargado quizá les llenaría más un 150 CV, que, por el momento, no está previsto que se venda en España. Por debajo de este 115 CV hay un gasolina de 95 CV y un diésel 1.6 TDI de cuatro cilindros y 95 CV.

Sobre el motor 1.0 de 115 CV con caja automática DSG de siete relaciones, se destaca que responde bien al acelerador (tarda 10,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y puede alcanzar una velocidad máxima de 193 km/h), con un consumo medio homologado de 4,9 l/100 km (en una prueba realizada el gasto ha sido de 7 l/100 km).

Conseguir una cifra u otra de gasto de gasolina depende del modo de conducción que se elija: todos influyen sobre la respuesta del motor, el acelerador y el cambio de marchas, con los modelos Eco, confort, normal, Sport e Individual.

Su comportamiento en marcha en todos ellos es bueno. Al no ser tan alto como otros competidores se queda exento de balanceos en curva y resiste lateralmente el efecto del viento en la carrocería sin descolocarse. La dirección transmite correctamente lo que sucede bajo las ruedas y es fácil colocarlo a la entrada de las curvas, donde también se siente a gusto.

Donde también sorprende este crossover urbano es en excursiones por campo. El control de descenso de pendientes permite sortear bajadas pronunciadas sin tener que tocar pedales. El no contar con un modo de conducción off road o una mayor altura al suelo aconseja ser prudentes y alejarnos de cruces de puentes o de roderas pronunciadas.

Otro punto a favor de este todocamino es el espacio interior. Cuatro adultos de más de 1,80 metros tendrán un fácil acomodo tanto en altura como en espacio para las piernas. El pasajero de la plaza central trasera lo tendrá algo más difícil por una banqueta que es más estrecha y por el túnel central, con hueco para dejar cosas y con dos entradas de USB.

EL INTERIOR TECNOLÓGICO DE LA EVOLUCIÓN DEL POLO

El cuadro de relojes, como el de sus hermanos mayores, puede ser digital y personalizable (la navegación puede ocupar toda la pantalla), y se complementa con otra pantalla táctil en el centro del salpicadero para el sistema de infoentretenimiento.

En un interior tan tecnológico, que puede llevar arranque por botón y cargador inalámbrico, hay una bandeja central sin tapadera para depositar objetos. También se destaca, según la prueba realizada por expertos automovilísticos de la Agencia Efe, el que el freno de mano sea de accionamiento mecánico, en vez de eléctrico.

El maletero puede colocarse en dos alturas, lo que facilita su transporte. Sus formas regulares le hacen muy aprovechable, especialmente en altura, ya que en diagonal podremos encontrar algún problema si queremos transportar objetos largos. La banqueta trasera se desplaza longitudinalmente (en una pieza) lo que permite dotar al maletero de más litros (desde lo 385 hasta los 1.281 litros).

Exteriormente, el T-Cross exhibe maneras de todocamino gracias a un frontal ancho y un capó bajo (en línea con sus hermanos mayores), así como a unos pasos de rueda marcados y a una trasera muy horizontal que transmite fuerza. Fiel a la nueva moda, los faros traseros están unidos por una banda que ensancha visualmente al T-Cross y le de más prestancia.

Por precio se sitúa en la banda alta del segmento, pero con la apuesta que está haciendo Volkswagen por el renting puede cuadrar a muchas personas que, por una cantidad cerrada y una entrada inicial, solo quieran preocuparse de echar gasolina.

Sus competidores directos son Audi Q2 (desde 27.300 euros), DS3 Crossback (26.700 con motor de 130 CV), Jeep Renegade (desde 20.700 euros), Hyundai Kona (desde 16.400), Kia Stonic (desde 20.473 euros) u Opel Crossland (desde 23.171 euros), entre otros


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así será el tercer Volkswagen que se fabricará en Landaben y que ocasionará una readaptación de la planta