• lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Volkswagen Navarra asegura que su funcionamiento está "bajo control" pero mira de continuo a Italia por el coronavirus

Las empresas proveedoras de la planta de Landaben protestan por las consecuencias que sufrirán si finalmente se aplica el ERTE.

Rueda de prensa de los delegados de LAB de las empresas subcontratadas y suministradoras de Volkswagen Navarra ante la polibilidad de la firma de un ERTE en la fabrica debido al coronavirus. MIGUEL OSÉS
Planta de Volkswagen Navarra, ubicada en el polígono de Landaben. MIGUEL OSÉS

La planta de Volkswagen Navarra ubicada en el polígono de Landaben mantiene la normalidad en la producción, a la espera de la evolución de la situación como consecuencia del coronavirus.

Estaba previsto que, este mismo lunes, la dirección de la compañía y la mayoría sindical suscribieran el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ante un eventual corte de la cadena de suministro, si bien finalmente la reunión ha sido cancelada por motivos de agenda y la firma ha quedado pospuesta, aunque se materializara en breve, según el presidente del comité de empresa, Alfredo Morales, que ha señalado que las condiciones del ERTE están concretadas.

Morales ha apuntado en relación con el suministro de piezas que "el norte de Italia está fabricando con normalidad y el transporte está funcionando con normalidad", por lo que "las cosas están bajo control". No obstante, ha afirmado que la situación requiere de "un seguimiento cada día o cada hora para ver cómo evoluciona".

El ERTE que ha propuesto Volkswagen Navarra es de similares condiciones a las que se aplicaron en el 2018, con la salvedad de que, en este caso, y debido al alto grado de incertidumbre que genera el coronavirus, sería abierto hasta finales del 2020.

Por otro lado, delegados de LAB en empresas subcontratadas o proveedoras de Volkswagen Navarra han criticado esta mañana de lunes las "consecuencias que padecerán" si se aplica el ERTE en Landaben ante un eventual corte de la cadena de suministro.

Rueda de prensa de los delegados de LAB de las empresas subcontratadas y suministradoras de Volkswagen Navarra. MIGUEL OSÉS

Los representantes del sindicato han advertido de que "las medidas que la multinacional adopta tienen una implicación directa en estas empresas" y han exigido que sea Volkswagen Navarra la que "asuma el coste de la posible situación, tanto para los trabajadores de la planta como para los de las subcontratas y proveedoras".

"PRECARIEDAD E INCERTIDUMBRE"

Según han indicado los delegados de LAB, "la precariedad e incertidumbre que día a día vivimos se ve incrementada con situaciones como las que estos días estamos padeciendo ante la previsible aplicación del ERTE abierto por el coronavirus hasta final de año".

En su opinión, "una vez más, queda en evidencia que las medidas que afectan a las subcontratas y proveedoras son fruto de las decisiones que Volkswagen Navarra toma unilateralmente". Y han considerado "intolerable" que "una empresa que en el último año ha obtenido unos beneficios netos de 12.000 millones de euros quiera solventar la situación mandando en torno a 10.000 trabajadores a casa, entre los propios trabajadores de VW y las proveedoras, cargando el coste a los trabajadores y a toda la sociedad navarra".

Para los delegados de LAB, "no podemos olvidar que la precariedad que se vive en las subcontratas va mucho mas allá, ya que el margen de maniobra que los trabajadores tenemos ante medidas como estas es nulo, debido a que nuestras condiciones laborales no están garantizadas".

"El sistema de subastas que VW Navarra ha creado para la asignación de los servicios que ha ido externalizando nos mantiene en una constante incertidumbre, haciendo que nuestros puestos de trabajo dependan de negocios que no están en nuestras manos", han sostenido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Volkswagen Navarra asegura que su funcionamiento está "bajo control" pero mira de continuo a Italia por el coronavirus