PREMIUM  SOCIEDAD

La dirección de Volkswagen zanja los rumores sobre un tercer modelo de coche en Landaben: "No hace falta"

El directivo Herbert Diess no ha descartado del todo la opción: "Siempre es una posibilidad si los volúmenes de producción del Polo bajan".

Una carrocería, a su paso por el túnel de visión articial VOLKSWAGEN
Una carrocería, a su paso por el túnel de visión articial VOLKSWAGEN  

El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha asegurado que, "de momento", no tiene mucho sentido la adjudicación de un tercer modelo a la planta de la compañía en Landaben (Navarra), aunque no ha descartado del todo la posibilidad en caso de que bajaran los niveles de producción del Polo.

"No hace falta. No tenemos capacidad ni para dos. ¿Para qué?", ha respondido Diess ante los rumores de una posible llegada de un nuevo modelo a la planta navarra tras el preacuerdo de convenio colectivo alcanzado la semana pasada entre UGT, CC.OO. y la dirección de la compañía.

No obstante, el directivo no ha descartado del todo la opción. "Siempre es una posibilidad si los volúmenes de producción del Polo bajan", ha señalado a Europa Press, en el marco del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra.

En Navarra, Volkswagen ensambla el Polo y, desde diciembre del año pasado, también el nuevo T-Cross, que alcanzará su cota más alta de producción, con 700 unidades por día, a finales del primer cuatrimestre de este año.

El fabricante alemán de vehículos prevé producir unos 350.000 unidades a lo largo de 2019 en la planta española. De estas, 175.000 unidades corresponderán al T-Cross y la misma cantidad al Polo.

Los rumores de la llegada de un tercer modelo a la factoría navarra se acrecentaron tras las declaraciones de la semana pasada del responsable de Producción y Logística de la marca Volkswagen, Andreas Tostmann, quien afirmó que contar con un nuevo convenio colectivo en la planta de Landaben "ayudaría mucho" a la hora de la toma de decisión por parte de la compañía.

"La decisión para un tercer modelo para Volkswagen Navarra no se ha tomado todavía, estamos en las discusiones finales. Un convenio colectivo de larga duración, por ejemplo de cinco años, ayudaría mucho a la hora de tener que tomar una decisión porque da estabilidad", indicó Tostmann, matizando que, previsiblemente, no se sabrá nada más hasta el próximo mes de mayo.

PREACUERDO ENTRE SINDICATOS Y EMPRESA

En concreto, el preacuerdo, que tendrá que ser refrendado por la plantilla, prevé una subida salarial anual del IPC más el 0,5% durante el periodo 2019-2021 y del IPC más el 0,4% en 2022 y 2023. Las condiciones económicas de 2018 ya quedaron fijadas en el acuerdo del segundo modelo.

La dirección de la empresa ha incorporado también al texto del preacuerdo el "plus de línea mecanizada-rendimiento medido y el plus de indirectos". En el caso de los empleados de mano de obra directa son 300 euros anuales para los que realizan carga y 200 euros anuales para los que realizan pauta, mientras que en el caso de los TAS y el personal indirecto son 100 euros anuales.

Asimismo, el preacuerdo recoge que el convenio colectivo ayudará para la adjudicación de un tercer modelo para Landaben, "elemento fundamental para aumentar la garantía de futuro", y añade que Volkswagen Navarra potenciará la creación de sinergias con universidades, empresas, Administración y agentes sociales para que la fábrica sea "un potencial fabricante de un vehículo eléctrico, conectado y autónomo".

De su lado, Diess ha considerado que la llegada de un tercer modelo a Landaben perjudicaría la competitividad de la planta, debido a que la nueva generación de Polo ha entrado recientemente en producción y a que el T-Cross está introduciéndose en las instalaciones navarras.

"Es una fábrica (Landaben) que perdería mucha competitividad si produce muchos modelos. Vamos a intentar mantener siempre la cantidad de modelos al nivel más bajo posible. La fábrica no se puede ampliar mucho más", ha apuntado el consejero delegado del consorcio automovilístico alemán.

"ES UNA POSICIÓN EQUIVOCADA"

Diess también ha opinado que el Gobierno de España mantiene una "posición equivocada" a la hora de plantear la prohibición de la venta de vehículos de combustión interna (gasolina, diésel e híbridos) para 2040 y de su circulación para 2050.

Ha sido la propia ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien afirmó que el Gobierno garantizará que los turismos y vehículos comerciales nuevos que se vendan en 2040 serán cero emisiones, como parte del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-20230, en el que se incluye el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (LCCTE) y en el que el Ejecutivo evita hablar de prohibiciones.

"En España se producen sobre todo coches pequeños con motores convencionales, por lo que afectaría sobre todo a la producción española", ha advertido Diess.

Por otro lado, el directivo también ha resaltado que, "probablemente", la situación política que vive España "no es tan diferente" a la de otros países de Europa. "La inestabilidad no ayuda ni a la economía ni a la competitividad, pero tenemos que vivir con ello", ha indicado.

El responsable de Ventas y Marketing de la marca Volkswagen, Jürgen Stackmann, augura un futuro brillante para la planta de Landaben. EUROPA PRESS

"FUTURO BRILLANTE" PARA LA PLANTA DE LANDABEN

Por otra parte, el responsable de Ventas y Marketing de la marca Volkswagen, Jürgen Stackmann, ha asegurado que la factoría de la compañía en Landaben está a un ritmo de producción muy alto con el Polo y el nuevo T-Cross y ha augurado un futuro "muy brillante" para la planta navarra.

Stackmann ha precisado, en un encuentro con la prensa española, en el marco del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, que la empresa aún no ha tomado ninguna decisión en firme sobre la posible adjudicación de un tercer modelo a la factoría navarra.

"Todavía no se ha tomado ninguna decisión sobre esto. Navarra está a un ritmo de producción muy alto. El equipo de Navarra ha hecho un fantástico trabajo en el liderazgo de la fabricación del Polo y estoy orgulloso. Navarra tiene un futuro muy brillante", ha subrayado.

Stackmann ha señalado que Volkswagen está viviendo una "gran transformación" con la llegada de la movilidad eléctrica. La firma alemana prevé ensamblar 300.000 coches eléctricos al año en su planta de Zwickau (Alemania), que se convertirá en el centro de producción de vehículos eléctricos más grande de Europa, según el propio directivo.

En este contexto, ha destacado al ID. Buggy el como un "símbolo de flexibilidad" de la plataforma modular eléctrica MEB del grupo Volkswagen. Es el quinto modelo basado en dicha plataforma tras el ID. (compacto), el ID. Buzz (monovolumen), el ID. Crozz (todocamino) y el ID. Vizzion (berlina).

"Queremos democratizar la electromovilidad. Estamos invirtiendo mucho en ello. No vamos a estar en la primera oleada de fabricación de baterías, pero estamos trabajando para estar en la próxima generación y buscando un socio para ello", ha apuntado.

UNA PLATAFORMA MODULAR ELÉCTRICA

El consorcio automovilístico alemán anunció en la 'Volkswagen Group Media Night' previa al Salón Internacional del Automóvil de Ginebra que abre su plataforma modular eléctrica MEB a la producción de otros fabricantes, con el objetivo de lograr una reducción "significativa" en el coste de la movilidad eléctrica mediante economías de escala.

De hecho, la firma e.GO Mobile, con sede en Aachen (Alemania), será el primer socio externo en utilizar la plataforma modular eléctrica de la corporación germana. Diess anunció también que ambas empresas trabajan en el proyecto de un vehículo conjunto.

"Que emprendedores puedan hacer negocios con coches pequeños es muy interesante. Tendremos que tener alianzas porque las inversiones son muy grandes. Es muy importante para nosotros encontrar al socio correcto", ha añadido Stackmann.

Con la campaña 'Electric for all', Volkswagen pretende fabricar coches eléctricos "asequibles" y vender 150.000 modelos de nueva generación, 100.000 de ellos (el 66%) de la serie ID., en 2020.

Por otro lado, el directivo se ha mostrado esperanzado con que Estados Unidos (EE.UU.) y Europa alcancen un tratado de libre comercio y no adopten medidas proteccionistas como, por ejemplo, la imposición de aranceles a la importación de vehículos, así como con que se termine la 'guerra' comercial que mantienen China y el país norteamericano.

Además, ha resaltado el "nerviosismo" que existe ante el Brexit. "No sabemos qué va a pasar. Pero ya sea un Brexit duro o suave, la vida continuará", ha indicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La dirección de Volkswagen zanja los rumores sobre un tercer modelo de coche en Landaben: "No hace falta"