PREMIUM  SOCIEDAD

Un colectivo de mujeres con discapacidad piden 'endurecer' la ley foral contra la violencia machista

La presidenta del CERMIN ha valorado positivamente el "avance", pero ha recordado que "queda mucho por hacer".

Una persona con daño cerebral adquirido pasea con una silla de ruedas motorizada. ARCHIVO.
Una persona con daño cerebral adquirido pasea con una silla de ruedas motorizada. ARCHIVO.  

La presidenta del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (CERMIN), Mari Luz Sanz, ha afirmado que la ley Foral para actuar contra la violencia hacia las mujeres es un “avance” para el colectivo de mujeres con discapacidad pero “hay algunas cosas que se han quedado fuera”. 

“Es un avance respecto al colectivo de mujeres y niñas con discapacidad, en varios artículos se recoge el tema de la discapacidad, pero hay algunas cosas que se han quedado fuera”, ha afirmado esta mañana en una sesión de trabajo parlamentaria, donde comparecía a petición de todos los grupos para valorar el desarrollo de la Ley para actuar contra la violencia hacia las mujeres. 

Aunque se ha mostrado crítica en relación a la cantidad de acciones desarrolladas, ha reconocido el trabajo realizado desde el INAI. “Igual nos parecen pocas las acciones pero entendemos que no podemos pasar de 0 a 100 en un año –ha indicado-, a veces se hace lo que se puede y no lo que se quiere”.

En este sentido, ha valorado positivamente los “avances” realizados, aunque ha advertido que “queda mucho por hacer”. Entre las principales medidas a desarrollar de forma “urgente”, Sanz ha apostado por formar a los profesionales relacionados con la atención a las mujeres con discapacidad, de forma que puedan detectar cuándo están siendo sujetos de violencia de género. 

También ha recomendado garantizar el acceso de este colectivo a los recursos y servicios, porque actualmente “no llegan” a ellos. En definitiva, además de implementar protocolos de detección de casos de violencia de género en mujeres con discapacidad, CERMIN apuesta por una mayor visibilización de esta realidad y por una mayor formación de los profesionales involucrados en la materia, “con un enfoque interseccional”.

Sanz ha advertido que las mujeres con discapacidad tienen un riesgo de sufrir violencia de género 10 puntos porcentuales por encima de las mujeres que no cuentan con esta condición, y que la violencia que sufren es más duradera en el tiempo y más intensa, sobre todo si las discapacidades son graves.

Según ha indicado, en Navarra hay 24.500 mujeres y niñas con discapacidad, lo cual supone el 60% del total del colectivo de personas con discapacidad en la Comunidad Foral. Tras indicar que no hay datos oficiales de la situación real sobre violencia de género, ha subrayado que el único dato que se conoce es el número de mujeres con discapacidad asesinadas cada año.

“En 2017 fue un 5,9 %, pero nos preocupa que este porcentaje sea sustancialmente inferior a la realidad social”, ha lamentado Sanz, que ha añadido que esta sería solo “la punta del iceberg” porque se estima que esta cifra podría ascender al 20% del total de los casos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un colectivo de mujeres con discapacidad piden 'endurecer' la ley foral contra la violencia machista