SOCIEDAD

El verano se estrena en Navarra con temperaturas cercanas a los 40 grados y será más cálido de lo normal

Hasta finales de mes, sigue la tendencia cálida, seca y de tiempo estable. 

Varias personas pasan por el puente de un parque de Pamplona en una jornada donde el calor ha sido el protagonista en toda Navarra. EFE/Jesús Diges
Varias personas pasan por el puente de un parque de Pamplona en una jornada donde el calor ha sido el protagonista en toda Navarra. EFE/Jesús Diges

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) espera un verano en Navarra "próximo a lo normal" tanto en temperaturas como en precipitaciones, según ha señalado este jueves su delegado territorial en la Comunidad Foral, Peio Oria.

Ha declarado, en rueda de prensa en la delegación del Gobierno en Navarra coincidiendo con el comienzo del verano, que los modelos climatológicos apuntan que en el cómputo global el trimestre junio-julio-agosto será "próximo a lo normal", en principio "más claro en el caso de las precipitaciones", si bien ha precisado que estas "se modelan peor que la temperatura".

Oria, que ha indicado que junio concluirá también dentro de lo habitual, ha precisado que la predicción estacional "sigue teniendo fiabilidades bajas" y, aunque "es mejor la fiabilidad en verano que en invierno", se debe tomar la predicción "siempre con mucha cautela".

 

"Parece que podríamos tener un verano en cuanto a temperaturas próximo a lo normal, si acaso con temperaturas ligeramente más cálidas de lo habitual, con días muy calurosos como estos próximos días, pero en conjunto sería próximo a lo normal", ha dicho.

Ha manifestado respecto a las precipitaciones que ninguno de los modelos consultados "da señal si esperamos un trimestre más lluvioso o más seco de lo normal", por lo que los "porcentajes acumulados pueden estar próximos a lo normal".

Oria ha recordado que la temperatura media en verano en la Comunidad foral es de 20,4 grados (máximas medias de 27,2 grados y mínimas medias de 14,2 grados) y ha señalado que sería "arriesgado" dar una pronóstico ahora para los próximos sanfermines.

"Faltan dos semanas y no podría dar un pronóstico fiable para el 6 de julio, aunque hasta finales de este mes sigue la tendencia cálida, seca, de tiempo estable", ha declarado.

El delegado territorial de la Aemet en Navarra sí ha podido concretar una predicción para los próximos nueve días, hasta finales de la próxima semana, con pronóstico de temperaturas "muy altas en toda Navarra" para el domingo, lunes y martes, sobre todo en la Ribera de la Comunidad Foral.

"Es muy probable que se superen los 35 grados en zonas de Tudela y las Bardenas, y los 30 grados en la zona centro y la vertiente cantábrica, y parece que ese patrón se va a mantener hasta finales de este mes, con temperaturas cálidas y tiempo estable y seco", ha dicho Oria, quien ha apuntado que ayer se registró en Pamplona un temperatura máxima de 32,4 grados, la más alta desde septiembre.

Ha comentado sobre las precipitaciones de la próxima semana que salvo mañana por la mañana, cuando es probable que "se escape alguna gota de lluvia en el vertiente cantábrica", no se esperan precipitaciones en Navarra en los próximos días, por lo que se prevé estabilidad y tiempo "caluroso", con "temperaturas por encima de lo normal".

Oria ha hecho balance de la primavera meteorológica (marzo-abril-mayo), en el que ha destacado un comportamiento estacional "frío" en cuento a temperaturas, con solo 0,1 grados de diferencia negativa respecto a lo climatológicamente esperable, por lo que ha sido "normal, tendiendo a ligeramente fría".

La primavera ha sido "muy lluviosa", especialmente en el sur y en el este de Navarra "respecto a los valores normales", sobre todo en Tudela, donde llovió "tres veces más de lo normal".

En la comarca de Pamplona, a tenor de los valores de la principal estación de referencia, en el aeropuerto de Noain, la primavera ha sido "fría", sin apenas heladas (3 días), pero "muy cerca de lo normal y muy lejos de las primaveras de los años 70 y 80 que fueron mucho más frías", con datos desde 1975.

Las precipitaciones en la primavera en Pamplona estuvieron "muy por encima de lo normal", ya que ha "llovido el doble" y, teniendo en cuenta los valores entre enero y mayo, 2018 ha tenido el segundo arranque "más lluvioso" desde que existen datos (1975) por detrás de 2013. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El verano se estrena en Navarra con temperaturas cercanas a los 40 grados y será más cálido de lo normal