• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 05:22

 

 
 

SOCIEDAD

Los velatorios a fallecidos podrán volver a partir del 11 de mayo, aunque habrá distintos límites por fases

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios ha reclamado que más familiares puedan acudir a los entierros y a las cremaciones de los fallecidos.

Operarios con trajes de protección se disponen a introducir un ataúd en el cementerio. EFE/ Raúl Sanchidrián/Archivo
Operarios con trajes de protección se disponen a introducir un ataúd en el cementerio. EFE/ Raúl Sanchidrián/Archivo

El Gobierno permitirá la celebración de velatorios "bajo determinadas circunstancias" en la fase 1 de desescalada en la lucha contra el coronavirus COVID-19, en la que entrarán el próximo 11 de mayo todas las provincias que cumplan los requisitos del Panel integral de indicadores diseñado por el Ejecutivo.

"Si ha fallecido un familiar que vive en Cáceres y usted reside en Badajoz, se puede desplazar para acompañar a los familiares, por ejemplo, en el caso de los velatorios que estarán permitidos bajo determinadas circunstancias en la fase uno y siguientes fases", ha explicado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este martes 28 de abril, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Queda pendiente que el Ejecutivo detalle en concreto cuántas personas podrán asistir a los velatorios en las distintas fases y qué controles o límites se establecerán. 

La celebración de los velatorios está prohibida desde el pasado 30 de marzo, en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, así como en los domicilios particulares, tal y como recoge una orden del Ministerio de Sanidad. La prohibición afecta a todos los fallecidos y no solo a aquellos que hayan sido víctimas del coronavirus COVID-19.

Sanidad estableció esta medida "debido a las especiales características que rodean las ceremonias fúnebres" pues "es difícil asegurar la aplicación de las medidas de contención y distanciamiento con la separación interpersonal de más de un metro necesaria para limitar la propagación del virus".

Si bien, a partir de la fase 1, en la que entrarán el 11 de mayo aquellas provincias peninsulares que cumplan con los requisitos establecidos por el Ejecutivo, se podrán volver a celebrar estos velatorios.

Esta es una de las medidas contempladas en el plan de desescalada diseñado por el Gobierno, que tendrá cuatro fases antes de llegar a una "nueva normalidad", comenzando por una "fase cero" o de preparación. La unidad de aplicación será la provincia o la isla, de manera que cada una de ellas puede avanzar a distinto ritmo y pasar de una fase a otra en función de cómo se cumplan los marcadores que se establezcan.

Precísamente esta semana, la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), patronal del sector, ha reclamado este al Ministerio de Sanidad que más familiares puedan acudir a los entierros y a las cremaciones de los fallecidos.

Actualmente solo pueden acudir a las despedidas un máximo de tres personas que deben acudir en dos coches y deben mantener además distancia entre ellos.

El secretario general de Panasef, Alfredo Gosálvez, explica, en declaraciones a Efe, que por el momento su petición es que se flexibilicen un "poco más las despedidas" con un mayor número de asistentes a las despidas, aunque sin especificar cuántas personas deberían acudir.

"Lo mismo que hay ocho personas en un plató de televisión, en un programa, se debe flexibilizar", señala Gosálvez. Por el momento no piden recuperar los velatorios ni el tanatorio para prevenir que se conviertan en nuevos focos de contagio.

Ante la caída en el número de muertes por coronavirus, el sector avanza hacia la normalización de sus servicios en la Comunidad de Madrid, la región en la que más víctimas mortales ha provocado la COVID-19.

Pese a la caída en los decesos, harán falta al menos dos semanas para recuperar la normalidad a la hora de hacer entierros y cremaciones, que se siguen practicando también en otras provincias para reducir los plazos de espera. La vuelta a la normalidad dependerá en todo caso de que las cifras continúen a la baja y no haya nuevos picos, señala Panasef.

En el sector no tienen constancia de fallecidos entre sus trabajadores debido a la enfermedad, por lo que consideran que los métodos de protección individual están funcionando, aunque hayan tenido que retirar y sustituir mascarillas defectuosas enviadas por el Gobierno.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los velatorios a fallecidos podrán volver a partir del 11 de mayo, aunque habrá distintos límites por fases