• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:55

 

 
 

SALUD

Crecen las listas de espera en las farmacias navarras: continúa el desabastecimiento de vacunas contra la meningitis B

Las familias, que deben costear cada dosis, a un precio de 106,15 euros, están alarmadas y ya ni siquiera sirve ir a buscarlas a Francia o Portugal.

vacuna
Un bebé recibiendo una vacuna.

Vacunar a los niños contra la meningitis B continúa siendo una odisea en Navarra. Las farmacias de la Comunidad foral, como sucede en el resto de España, siguen sufriendo el desabastecimiento de este fármaco y la angustia de los padres va en aumento. Las que tampoco dejan de crecer son las listas de espera en las boticas para comprar las vacunas, única forma de las familias de asegurarse de que, en cuanto lleguen al mostrador, estarán más cerca de conseguirlas.

El problema se desató en octubre de 2015, cuando este fármaco, cuyo nombre comercial es Bexero, dejó de ser de uso exclusivo en hospitales para pasar a venderse en farmacias. El precio de cada dosis, que deben costear las familias porque no se incluye en el Servicio Navarro de Salud, es de 106,15 euros.

A comienzos del año pasado prometieron a las farmacias que resolverían el desabastecimiento en unos meses, pero el conflicto sigue sin solución. Maribel Murillo, farmacéutica en Zizur Mayor, recuerda que "en abril de 2016 dijeron que se iba a normalizar, pero no lo ha hecho. Nos llegaban, de media, dos al mes. Además, en diciembre, el laboratorio tuvo que enviarnos un comunicado para informar de que les habían retirado algún lote, por lo que hemos estado un tiempo sin recibir ninguna. Sin antes estaba mal, ahora peor".

En dicho comunicado, Nafarco explicaba que "los problemas técnicos que han detectado durante el proceso de producción, que afectan a algunas unidades que iban a distribuirse en España durante el primer trimestre de 2017, va a conllevar retrasos y una disminución del número de dosis disponibles en los primeros meses del año".

VACUNAS "A CUENTAGOTAS"

La misma situación vive Ana Carmen Preciado en su farmacia de Milagro, que lamenta que la situación no hace sino agravarse: "Las dosis nos llegan a cuentagotas".

Por eso, ambas farmacéuticas explican que han tenido que recurrir a crear listas de espera en las que las familias pueden apuntarse. "Son enormes. La gente se apunta en muchas farmacias para ver en cuáles hay. Al principio, incluso se iban a Francia o a Portugal, pero ahora tampoco tienen. Además, los centros de salud no suelen vacunar con un medicamento al que no se le ha dado entrada oficial en España, con el control del lote", explica Murillo.

Por su parte, Preciado apunta que no vende las dosis a los pacientes hasta que tiene todas las que vayan a necesitar. Eso sí, no hace que las compren al mismo tiempo, sino que las reserva. "Si no se pone la de recuerdo, no sirve para nada", explica.

Sobre la preocupación de las familias, Preciado reconoce que sí la hay porque supone "proteger a tus hijos de un caso grave". Por eso, señala casos de padres que han ido "desesperadamente a comprar la vacuna a Portugal y a Francia. Genera impotencia".

Murillo señala que en su farmacia hay cerca de 90 niños en lista de espera, mientras que en la de Preciado la lista supera los 75 pequeños. "Sigue habiendo bastante nerviosismo con los niños que no han sido vacunados", señala la farmacéutica de Zizur Mayor. Sin embargo, al mes llegan, como mucho, dos o tres dosis a sus establecimientos.

DOSIS POR EDADES

La meningitis B es una enfermedad poco frecuente, aunque muy grave, y letal en el 10% de los casos, aproximadamente. Además, entre el 10 y el 20% de las personas que la sufren, quedan con secuelas. De ahí la preocupación de las familias. En Navarra, su incidencia es de entre 0,9 y un caso por 100.000 al año. El perfil de mayor riesgo es el de los niños menores de 5 años.

En cuanto a las dosis que necesita cada pequeño, son las siguientes: en lactantes de 2 a 5 meses, se inoculan tres dosis. Las dos primeras en los dos primeros meses de vida y la de recuerdo entre los 12 y los 15 meses. Para lactantes entre 6 y 11 meses, así como los de 12 a 23 meses, dos dosis y otra de recuerdo en el segundo año. Los niños de entre dos y 10 años, dos dosis, separadas por al menos, dos meses; y para adolescentes, dos dosis.

También hay que tener en cuenta que se necesitan nueve meses de trabajo en el laboratorio para fabricar la vacuna contra esta enfermedad y, después, el Gobierno va liberando los lotes para la venta. Asimismo, quedan guardadas algunas dosis para casos hospitalarios graves, como niños inmunodeprimidos o que, por su condición física, no podrían superar la enfermedad. La promesa vuelve a ser que, en el segundo trimestre de este año, se vaya poniendo remedio al desabastecimiento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Crecen las listas de espera en las farmacias navarras: continúa el desabastecimiento de vacunas contra la meningitis B