• viernes, 14 de mayo de 2021
  • Actualizado 11:54

 

 
 

SOCIEDAD

El protocolo de vacunación de Chivite ordena tirar las dosis de Pfizer sobrantes a la basura sin aprovecharlas

Navarra ha malgastado decenas de dosis de la vacuna por la mala organización y las órdenes dadas a los equipos de vacunación. 

La presidente del gobierno de Navarra, Maria Chivite (d), saluda a la consejera de Salud, Santos Indurain (i), durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS
La presidente del gobierno de Navarra, Maria Chivite (d), saluda a la consejera de Salud, Santos Indurain (i), durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS

El protocolo elaborado por el Servicio Navarro de Salud para la vacunación contra el coronavirus en la Comunidad foral contempla tirar a la basura todas las dosis sobrantes sin aprovecharlas, a pesar de la terrible escasez de la vacuna y de las vidas que se pueden salvar. 

Tal y como ya informó este medio, todas las dosis sobrantes de la vacuna de Pfizer se han tirado a la basura, sin que el Gobierno de Navarra haya dado la orden de no desaprovechar ni una sola de las vacunas, uno de los bienes más preciados en este momento. 

Este periódico ha tenido acceso al protocolo enviado a los distintos equipos de vacunación, tanto los que se trasladan a las residencias como los que se ocuparán en su momento en los centros de atención primaria cuando comience a vacunarse en los centros de salud de Navarra.

Las vacunas vienen embaladas en envases de 195 viales y cada uno de esos viales permite la extracción de 5 dosis para 5 personas diferentes después de preparar la solución inyectable mezclada con cloruro de sodio. 

De esta manera, es necesario un número de pacientes múltiplo de 5 para aprovechar todas las dosis y bastaría con completar esa lista con suplentes de los grupos de vacunación previstos cuando fueran a sobrar dosis, por ejemplo cuando se acude a vacunar a una residencia o se cita a personal médico en Refena. 

Sin embargo, el departamento de Salud envío las instrucciones contrarias a los sanitarios: destruir las dosis sobrantes y no aprovecharlas con ninguna persona, una decisión absolutamente inexplicable en la situación de pandemia con más de 1.000 muertos ya en Navarra. 

El protocolo del Servicio Navarro de Salud indica de forma clara: "Siempre tener en cuenta que la última reconstitución asegure que únicamente se puedan desperdiciar 4 dosis como máximo". 

Es decir, la Administración Navarra permite tirar casi un vial completo de vacunas en lugar de ordenar no abrir ningún vial nuevo si no hay 5 personas para utilizar todas las dosis. 

De hecho, el mismo protocolo indica qué hacer con las dosis sobrantes en lugar de aprovecharlas: "Las dosis preparadas y no utilizadas se desechan en el contenedor de biopeligroso", aseguran. 

El protocolo también indica que se deben apuntar cada día los datos de vacunación, incluidas el número de dosis desechadas, por lo que el Gobierno de Navarra tiene en su poder el dato de cuántas de dosis de la vacuna de Pfizer se han tirado a la basura en lugar de emplearse para proteger vidas, según la decisión tomada por el propio Ejecutivo. 

Aunque el Gobierno de Navarra a través de su portavoz ha asegurado que apenas se desperdiciaban dosis en Navarra y que todo era por la seguridad, son varios los equipos de vacunación que lo han confirmado y que han indicado que era lo que les indicaba el protocolo. 

De hecho, uno de estos equipos se puso en contacto con sus superiores después de terminar de vacunar en una residencia para consultar si podían aprovechar las dosis con el personal que quedaba por vacunar y la respuesta fue negativa, lo que obligó a tirar a la basura dosis ya preparadas de la vacuna contra el Covid de Pfizer. 

El protocolo de los responsables de Salud del Gobierno de Navarra no tuvo en cuenta en ningún momento la utilización al 100% de las vacunas y optó por tirar a la basura dosis que podrían salvar vidas. 

Por el momento, según ha informado el propio departamento de Salud, en Navarra se han administrado 25.357 dosis, de las 26.975 recibidas en la Comunidad foral, pero sólo 5.076 personas han recibido ya las dos dosis separadas por tres semanas que dan una cobertura completa frente al coronavirus


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El protocolo de vacunación de Chivite ordena tirar las dosis de Pfizer sobrantes a la basura sin aprovecharlas