• jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 15:55

 

 
 

SALUD

Del vial a la jeringuilla: así se administran más de 500 vacunas de Moderna en una mañana en la CUN de Pamplona

La Clínica Universidad de Navarra ha reiniciado este miércoles la vacunación de sus más de 2.000 trabajadores.

La Clínica Universidad de Navarra sigue con la vacunación de sus trabajadores con la dosis de Moderna, durante la tercera ola del coronavirus en la Comunidad Foral. MIGUEL OSÉS
La Clínica Universidad de Navarra sigue con la vacunación de sus trabajadores con la dosis de Moderna, durante la tercera ola del coronavirus en la Comunidad Foral. MIGUEL OSÉS

La Clínica Universidad de Navarra ha reiniciado este miércoles la vacunación de sus más de 2.000 trabajadores, un proceso que se interrumpió temporalmente por la falta de suministro después de poner el pasado 20 de enero 250 vacunas.

Este 3 de febrero de 2021 se ha administrado la primera dosis de la vacuna de Moderna a un total de 530 personas en la tercera planta de la Clínica, algo que tendrá que repetirse dentro de 28 días para completar la vacunación con la segunda dosis. 

El ambiente en los hospitales de Navarra durante el último año ha sido triste por la pandemia. Sin embargo, la llegada de la vacuna ha cambiado la ilusión. Los gestos que dejan entrever las mascarillas en las caras de los recién vacunados transmiten optimismo, alegría y esperanza.

"Si te digo que no me ha dolido nada...", le comenta una chica joven nada más salir de vacunarse a una de las auxiliares. Otras tres mujeres que han acudido juntas suspiran mientras una de ellas se muestra aliviada después de tanto tiempo: "¡Por fin! Ya nos han pinchado...". Quizás después de un año se empiece a ver la luz al final del túnel.

Al llegar a la planta designada para la vacunación, dos personas registran en el programa de Atención Primaria del Gobierno de Navarra a todas aquellas personas que han recibido la vacuna, varias enfermeras están en el control de entrada y dos auxiliares se encargan de organizar a los profesionales que llegan.

Más adelante hay un pasillo con seis sillas para esperar en las entradas de las dos salas de vacunación o 'boxes'. En cada una, dos enfermeras vacunan sin parar a las personas que van accediendo. No tardan más de 1 minuto con cada paciente.

En el caso de la vacuna de Pfizer, la Agencia del Medicamento ha ordenado extraer de los viales seis dosis, en lugar de cinco, con el fin de minimizar el volumen de fármaco que se desperdicia al administrar la vacuna. En circunstancias normales, esa minúscula cantidad de medicamento se desecharía, pero ante la escasez de vacunas ese residuo es importante.

Sin embargo, con la vacuna de Moderna “no hay orden” de actuar de esa manera. “No hay que poner la dosis exacta, sino un poquito más, entonces no hay cabida para poder extraer otra dosis”, aclara Sarasa.

Hasta el momento en la CUN están recibiendo vacunas exclusivamente de Moderna: “No sabemos cuántos días tardaremos en vacunar a todo el personal porque dependemos de las dosis que nos envíen. Teníamos unas fechas previstas, pero estamos adaptándolas a las nuevas circunstancias”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Del vial a la jeringuilla: así se administran más de 500 vacunas de Moderna en una mañana en la CUN de Pamplona