SALUD

Una novedosa campaña contra la gripe llega a Navarra con hasta cinco vacunas para diferentes tipos de personas

Salud cuenta para esta campaña con 270.000 dosis, más del doble que las adquiridas en 2019.

Una persona recibe la vacuna de la gripe en el Centro de Salud del II Ensanche de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Una persona recibe la vacuna de la gripe en el Centro de Salud del II Ensanche de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

La consejera de Salud, Santos Induráin, ha hecho un llamamiento a vacunarse contra la gripe este año a partir del próximo 5 de octubre por la especial importancia que tiene para disminuir la morbilidad en un contexto de coronavirus.

Tras poner en valor la colaboración con Salud Pública, Induráin ha dicho que habrá 270.000 dosis de vacuna, casi el doble que las utilizadas el año pasado, la gran mayoría por compras de Navarra y el resto procedentes de la Administración del Estado.

Para este año se han habilitado dos teléfonos específicos para pedir cita en Pamplona y Comarca (659 100 300) y en Tudela (848 434 430), mientras que en el resto de Navarra, como otros años, se dará la cita tras contactar con el centro de salud.

A ello se suma esta web y la carpeta sanitaria personal con el fin de contribuir a reducir los contagios y muertes en un año ya marcado por la Covid-19.

Y en este sentido Aurelio Barricarte, jefe de enfermedades transmisibles y vacunación, ha señalado que el virus de la gripe causa cada año en Navarra alrededor de 15.000 casos, 400-800 hospitalizaciones, 30-40 ingresos en UCI y unos 20 fallecimientos confirmados por gripe, aunque la sobremortalidad llega en la onda epidémica a 200.

Barricarte ha destacado que grupos de riesgo son los mayores de 60 años, y enfermos con hipertensión, diabetes, enfermedad mórbica, anemias, enfermedades neuromusculares, cáncer, celíacos o disfunción cognitiva, entre otros.

Otros colectivos a los que se dirige la vacuna son mujeres embarazadas, adolescentes en tratamientos con ácido acetil salicílico, así como a quines pueden transmitir la gripe a personas de riego.

Estos son sanitarios, personal de centros sociosanitarios, cuidadores en domicilio y convivientes con personas de alto riego, además de fuerzas de seguridad, bomberos, protección civil, emergencias, personal de instituciones penitenciarías y docentes.

"No hay que quitarle a la gripe ninguna importancia", ha aseverado Berricarte, y negado que la vacuna pueda provocar la gripe, sino que ayuda a evitarla y en caso de padecerla que sea más leve, y asegurado que "prácticamente no tiene contraindicaciones".

Ha insistido además que este año pueden coincidir en el tiempo la gripe y la segunda ola de Covid-19 y "el sistema sanitario ya está preocupado por su capacidad", aunque el uso de mascarilla también puede reducir el contagio de la gripe.

La mayoría de las personas afectadas por la gripe se recupera en una o dos semanas sin tratamiento médico, cuidándose en casa con reposo y tratamiento con analgésicos y medicamentos para combatir la fiebre, pero si hubiera complicaciones las más habituales son la neumonía viral primaria, causada por el propio virus, y la infección respiratoria bacteriana secundaria, que a su vez también puede derivar en una neumonía y ser ocasionalmente grave.

Tras apuntar que no es fácil en todos los casos distinguir los síntomas del coronavirus de los de la gripe, salvo por el momento de cada epidemia y las pruebas de detección, Barricarte ha insistido que el objetivo es vacunar a los grupos de riesgo más vulnerables y a aquellas personas pertenecientes a colectivos en los que la gripe puede tener mayor repercusión para la sociedad.

Se trata de llegar con la vacuna al 75% de las personas de 60 años o más, cuando se está en torno al 45%, y en especial a las que residen en instituciones cerradas; al 75% de las personas con riesgo de transmisión, como los sanitarios, donde habría que doblar la vacunación; embarazadas; personas que pudieran transmitir la enfermedad a personas con alto riesgo; y adultos y niños de más de 6 meses con problemas de salud crónicos.

Este año habrá cinco tipos de vacunas a diferencia de otros años, en los que había dos, una general y otra para alérgicos, y de ellas se emplearán 4.800 dosis de tetravalentes de alta carga, con cuatro veces más que la habitual, en personas en instituciones cerradas con más de 60 residentes mayores de 65 años.

Barricarte ha comentado por último que la vacunación en las tres primeras semana llega al 80% de la población que lo demanda pero habrá tiempo para vacunarse hasta el 27 de noviembre y pensando en esta campaña y en la COVID-19 se ha renovado el contrato hasta fin de año a 800 profesionales a los que les vencía a finales de agosto.

¿QUÉ ES LA GRIPE?

La gripe es una enfermedad infecciosa vírica. Entre sus síntomas, que empiezan de forma repentina, se incluye la fiebre alta, malestar general, dolor de cabeza y muscular, falta de apetito, congestión nasal, irritación de garganta, tos… Dado que muchos de estos síntomas también son compatibles con Covid, una clave de esta campaña será diferenciarlos con diagnóstico de laboratorio.

La mayoría de las personas afectadas por la gripe se recupera en una o dos semanas sin tratamiento médico, cuidándose en casa con reposo y tratamiento con analgésicos y medicamentos para combatir la fiebre.

En cuanto a las complicaciones, las más habituales son la neumonía viral primaria, causada por el propio virus, y la infección respiratoria bacteriana secundaria, que a su vez también puede derivar en una neumonía y que puede ser ocasionalmente grave.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una novedosa campaña contra la gripe llega a Navarra con hasta cinco vacunas para diferentes tipos de personas