• martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 13:51
 
 

SOCIEDAD

El testimonio de un pastor navarro que frenó el incendio en Lerga con su ganado

Las zonas del monte donde pastan habitualmente las vacas de Mikel Urtasun no se vieron afectadas por el incendio de Lerga.

Mikel Urtasun, pastor navarro.
Mikel Urtasun, pastor navarro.

"El fuego no entró porque esta zona estaba bien comida". Es el testimonio de Mikel Urtasun, de 45 años y ganadero de Arboniés. Se ha percatado de que el incendio declarado en junio en la zona de Lerga no afectó a los terrenos en los que pastan sus vacas. Lo cuenta en un vídeo publicado por INTIA recientemente. 

El pasado 19 de junio el incendio de Lerga alcanzó su explotación. Urtasun relata esos angustiosos momentos en los que no sabía si podría salvar a sus vacas. "Estaba el helicóptero ahí -a solo unos metros- y lo de llevarte el ganado de aquí ya era impensable", cuenta. 

Sin embargo, ese día la suerte estuvo de su lado. Sus 29 vacas se salvaron de las llamas y pudieron abastecerse de agua gracias a una balsa cercana. A día de hoy siguen pastando en el monte sanas y salvas. 

Cuando pudo volver a subir al monte, además de comprobar que los animales estaban vivos, se percató de que el fuego no había entrado en las zonas que estaban comidas. Precisamente, este ganadero explica en el vídeo que sus vacas llevan en el monte "cinco o seis años" y eso favoreció que el incendio no avanzase más. 

"No echas ganado un mes y eso ya está limpio. Es una labor de tiempo", insiste. Cuando el suelo esta limpio, es difícil que el fuego avance: "Las vacas se comen la broza seca y solo queda el brote verde chiquitico", especifica. Y esos brotes verdes "no arden". 

En ese sentido, Jesús Ochoa, técnico de Ganadería de INTIA, explica que donde pasta el ganado "no hay material combustible". Por eso, cuando llega el fuego a estas zonas "no hace llama". "Al no hacer llama, no se eleva y el riesgo de incendio se acaba", puntualiza el técnico. 

Por su parte, Urtasun recuerda que para que el ganado pueda pastar en los montes "es imprescindible hacer cierres". Y lamenta que algunas personas se quejen de que les molestan. 

Ochoa le saca la cara: "Puedes recorrer cercados, donde está el pastizal dentro, y comprobar que hasta allí ha llegado el fuego, pero al pasar al interior y no encontrar material combustible se ha frenado", apostilla. "Hay que poner cierres para evitar esos incendios que no benefician a nadie". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El testimonio de un pastor navarro que frenó el incendio en Lerga con su ganado