• miércoles, 22 de septiembre de 2021
  • Actualizado 04:39

 

 
 

SEMANA SANTA

¿Vacaciones con niños? Sigue estas cinco claves para adaptar las rutinas de los más pequeños a la Semana Santa

Una experta señala algunas pautas para conseguir dar continuidad a la rutina escolar y disfrutar del tiempo vacacional al mismo tiempo.

Unos niños de vacaciones en una playa.
Unos niños de vacaciones en una playa.

Las vacaciones de Semana Santa ya están aquí, y este es un tiempo excelente para que niños y adultos desconecten del día a día, pero sin llegar a modificar en exceso sus rutinas diarias. Durante estos días nos libramos de madrugar y disfrutamos de unos horarios más relajados, pero ¿hasta qué punto debemos modificar las rutinas de los más pequeños?

Ana Herrero, coordinadora del departamento de Orientación de Brains International Schools, ha compartido algunas pautas para conseguir dar continuidad a la rutina escolar y disfrutar del tiempo vacacional al mismo tiempo. "Lo prioritario durante las vacaciones es que los padres aprovechen para realizar actividades conjuntas con sus hijos y así disfruten de las mismas en familia", aclara.

CONSEJOS PARA DISFRUTAR SIN PERDER LA RUTINA ESCOLAR

1. Seguir aprendiendo a través de juego. Hasta los más pequeños de la casa reciben notas y comentarios acerca de su evolución y desarrollo a lo largo de estos primeros meses de colegio. Las vacaciones son una oportunidad excelente para reforzar de una forma divertida aquellos aspectos que el niño debe mejorar. Aun así, se debe encontrar el equilibrio perfecto para que también disfruten de su merecido descanso, al igual que sus padres.

2. Mantener la rutina. Resulta aconsejable seguir una cierta organización en vacaciones para no modificar en exceso las rutinas diarias de los niños: horarios de comida, merienda, baños, tiempos de estudio y descanso.

3. Organizar las tareas. Si el niño tiene que entregar algún trabajo a la vuelta de las vacaciones, es preferible que lo haga lo antes posible y un poquito cada día en las primeras horas del día, ya que favorecen la concentración. Además, de esta forma se tomará el resto de las vacaciones con mayor tranquilidad y no perderá el hábito de estudios. La tarea que de forma diaria debe ser realizada es la lectura, desde los primeros cursos de Primaria.

4. Actividades lúdicas en familia. Las visitas a museos, salas de exposiciones, al campo o al zoo podrán ser fuente de diversión, pero también de aprendizaje. De hecho, las actividades lúdicas pueden servir como una importante experiencia de aprendizaje. Si los pequeños de la casa ven que los padres también participan en las actividades se interesarán en mayor medida por las mismas.

5. Refuerzo positivo. Las cosas resultan más fáciles si todo ese esfuerzo va acompañado de mensajes positivos. El niño debe sentir que valoran su esfuerzo, ayudándole y destacando lo que hace bien a través de mensajes de ánimo y felicitaciones.

"Las vacaciones nos ofrecen la oportunidad de relajar las rutinas diarias y poder compartir con nuestros hijos nuestro tiempo, realizando actividades en las que todos disfrutemos. Conocer los gustos e intereses del niño y poder compaginarlos con los del resto de la familia nos permitirá ofrecerle aquellas actividades y recursos que ayuden a su diversión y desarrollo, con el disfrute de todos", concluye Herrero.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Vacaciones con niños? Sigue estas cinco claves para adaptar las rutinas de los más pequeños a la Semana Santa