UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La Universidad de Navarra logra incrementar las propiedades saludables de las lechugas

Han conseguido que las lechugas posean más compuestos antioxidantes, con efectos protectores contra el cáncer.

Los investigadores Daniel Plano, Carmen Sanmartín y Nieves Goicoechea.
Los investigadores Daniel Plano, Carmen Sanmartín y Nieves Goicoechea.  

Investigadores de la Universidad de Navarra han logrado incrementar las propiedades saludables de las lechugas mediante la incorporación de productos selenados de nueva síntesis en el riego de las plantas, asociadas previamente con hongos micorrícicos. Según han demostrado, la combinación de ambos factores puede favorecer la acumulación de los componentes antioxidantes naturales de las lechugas.

Para ello, los científicos han utilizado compuestos de nueva síntesis que, además, han demostrado tener efectos protectores frente al cáncer: “Las propiedades quimioprotectoras del selenio han sido reconocidas por la comunidad científica. De hecho, en EE. UU. recomiendan los suplementos de selenio en la dieta con esta finalidad”, explica la doctora en Farmacia Carmen Sanmartín.

Asimismo, añade que el selenio se encuentra, de forma natural y en mayores cantidades, en los espárragos, las coles de Bruselas, los mariscos, la coliflor o el brócoli, cuya ingesta también se indica por su carácter preventivo frente a la enfermedad. “La mayor novedad en nuestro trabajo es que hemos logrado mejorar las propiedades naturales de distintos tipos de lechuga con compuestos ricos en selenio sintetizados por primera vez en laboratorio, de ahí su gran interés para el consumidor y para las industrias del sector”, explica profesora Sanmartín.

Además, los investigadores de la Facultad de Ciencias -que forman parte del Grupo de Fisiología de Estrés en Plantas asociado al CSIC- fueron más allá en este estudio y demostraron que las plantas de lechuga asociadas a hongos micorrícicos aumentan todavía más el valor nutricional de las plantas, ya que los hongos favorecen la absorción de minerales presentes en el suelo -como el hierro, el zinc o el cobre- y alteran el metabolismo de las lechugas, de modo que éstas pueden acumular más compuestos antioxidantes naturales, como carotenos, antocianos, fenoles o vitamina C, según el tipo de lechuga.

CULTIVO DE LECHUGAS EN SUELOS CONTAMINADOS CON SELENIO

Asimismo, el grupo de investigación ha demostrado que las lechugas en simbiosis con los hongos micorrícicos presentan menores niveles de selenio en las hojas que las plantas normales, lo cual plantea la posibilidad de cultivar esta hortaliza micorrizada en suelos con niveles elevados de selenio. “En ciertas áreas de China, por ejemplo, el cultivo de plantas en suelos ricos en selenio conlleva que la población sufra selenosis, una grave enfermedad que puede llegar a ser incluso mortal”, explica la profesora Nieves Goicoechea. En este supuesto, añade, “también hemos observado que las lechugas micorrizadas cultivadas con adición de selenio poseían mayor contenido en azúcares y en antioxidantes, de modo que además aumentaban sus cualidades nutritivas”.

En estos estudios, publicados en revistas de prestigio del área ambiental, han participado también investigadores de la Universidad de Alicante y la Universidad Federal de Paraná, en Brasil.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Universidad de Navarra logra incrementar las propiedades saludables de las lechugas