• miércoles, 28 de julio de 2021
  • Actualizado 12:35

 

 
 

EDUCACIÓN

La Universidad de Navarra invierte más de un millón de euros para poder impartir docencia presencial en septiembre

El centro educativo ha duplicado los espacios de trabajo y ha reforzado los equipos técnicos en las aulas.

Reproducción virtual de los nuevos espacios de trabajo que se podrán habilitar en el edificio Amigos de la Universidad de Navarra. CEDIDA
Reproducción virtual de los nuevos espacios de trabajo que se podrán habilitar en el edificio Amigos de la Universidad de Navarra. CEDIDA

Más de 11.000 alumnos de grado y máster iniciarán el curso en la Universidad de Navarra y lo harán de forma presencial y personalizada. El centro académico ha diseñado un plan estratégico para que el 1 de septiembre haya una renovación de la docencia, nuevos espacios de trabajo en todos los edificios, medidas de prevención sanitaria y una actualización del equipamiento tecnológico de apoyo a la docencia. Todo a favor de la apuesta por la presencialidad. El conjunto de las medidas ha supuesto una inversión superior al millón de euros.

“Hemos aprendido mucho de los aciertos y errores de estos meses de confinamiento y queremos aprovechar esas lecciones para impulsar una renovación de las metodologías docentes, siempre mirando al mejor aprendizaje del estudiante”, afirma el vicerrector de Ordenación Académica, Pablo Sánchez-Ostiz.

Para proteger la salud de las personas, el centro universitario ha decidido reducir a la mitad el aforo de las aulas. Para no perder capacidad, ha duplicado los actuales espacios de trabajo mediante la creación de nuevas zonas, distribuidas en tres grupos: lugares de estudio personal y en silencio, lugares de trabajo presencial en grupo, con distancia de metro y medio entre personas, y lugares de trabajo con conexión en remoto. En total, se podrían habilitar casi 2.000 espacios de trabajo si fuera necesario.

“Con estas zonas, queremos asegurar que la docencia sea lo más presencial posible, y muy centrada en el aprendizaje del alumno”, afirma Guillermo García del Barrio, director del Servicio de Ordenación del Campus.

Está previsto también incrementar la conectividad del campus de la Universidad de Navarra con la instalación de tomas eléctricas y de red para la recarga de dispositivos (portátiles, tabletas, móviles...).

El plan estratégico global que ha puesto en marcha la universidad abarca tres grandes ámbitos. En ellos se han tomado 40 medidas: 17 en seguridad e higiene, 12 en docencia y 11 en becas y ayudas para los estudiantes.

REDUCCIÓN DE LAS HORAS PRESENCIALES

Las horas presenciales en el aula se reducen también a la mitad. La medida se ha adoptado para no aumentar la carga de trabajo de profesores y alumnos, y respetar la dedicación del profesor a la investigación.

Las asignaturas tendrán las mismas horas lectivas, que se impartirán con clases presenciales, metodologías más participativas y trabajos de desarrollo personal y en grupo. Algunas de esas metodologías, utilizadas ya en el campus, son el estudio del caso, aprendizaje cooperativo, simulaciones docentes, aprendizaje servicio, etc.

Con este esquema, las facultades y escuelas han rediseñado la práctica totalidad de las 1.800 asignaturas que se imparten. Los alumnos dispondrán de manuales en formato electrónico, gracias a la colaboración de los centros y los nuevos recursos del servicio de bibliotecas y la editorial Eunsa.

Además, la universidad se propone reforzar la docencia personalizada mediante la implantación de un programa de asesoramiento personalizado, denominado “Tu&Co”, para el desarrollo de competencias profesionales y personales. El programa ha sido ya aplicado de forma experimental en algunas facultades y en el futuro se extenderá a todos los centros.

FORMACIÓN DE LOS PROFESORES

La formación de los profesores constituye una pieza esencial en la nueva estrategia. Durante las tres primeras semanas de junio, un total de 847 profesores y profesionales de apoyo a la docencia están participando en un curso de formación. “El objetivo es compartir una serie de recomendaciones didácticas y mostrar distintas herramientas tecnológicas para que los docentes puedan diseñar de manera personalizada la enseñanza de sus asignaturas para el próximo curso”, afirma Pepa Sánchez de Miguel, directora del Servicio de Calidad e Innovación, y promotora del curso.

Estudiantes y profesores dispondrán en el aula virtual de la universidad de sistemas de videoconferencia, como Google Meet o Zoom, sistemas de grabación de vídeo, como Panopto, y herramientas colaborativas, como Google Suite, Socrative, Turnitin, etc. Y se han reforzado técnicamente aulas y despachos con webcams y pantallas gráficas para que puedan impartirse clases en remoto.

Los estudiantes recibirán también recomendaciones sobre el equipamiento técnico más adecuado para comenzar las clases a partir del próximo curso. “Esta crisis es una oportunidad para salir fortalecidos: hemos planificado escenarios que nos permitan, a través de la digitalización, una mejora de todos los procesos de aprendizaje”, ha señalado Ignacio Coupeau, director de IT Services de la Universidad de Navarra.

El centro universitario también va a implantar una oficina virtual para la coordinación y gestión de todos los trámites administrativos. El proyecto, disponible con el nuevo curso, reducirá las consultas y gestiones que profesores, administrativos y estudiantes realizan en sus centros y servicios más comunes. La herramienta permite canalizar peticiones a través de WhatsApp, el correo, las llamadas y un portal de autoayuda en una única pantalla.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Universidad de Navarra invierte más de un millón de euros para poder impartir docencia presencial en septiembre