UNIVERSIDAD

La Universidad de Navarra, un campus sin límites

Se ha clausurado el proyecto ‘Campus inclusivo’, organizado por Fundación ONCE, Fundación Repsol y el MECD, en el que han participado 13 jóvenes.

Los participantes y voluntarios de Campus Inclusivo con el rector de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez-Tabernero.
Los participantes y voluntarios de Campus Inclusivo con el rector de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez-Tabernero.

La Universidad de Navarra ha clausurado el proyecto ‘Campus inclusivo, campus sin límites’, organizado por Fundación ONCE y Fundación Repsol junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD).

La institución académica ha sido elegida anfitriona de esta iniciativa por cuarta vez consecutiva, junto con otras 9 universidades de cinco Comunidades Autónomas. Este año han asistido un total de 13 jóvenes procedentes de Almería, Barcelona, Cartagena, Castellón, Guadalajara, Palencia y Pamplona; muchos de ellos con alguna discapacidad.

Durante su estancia, estos estudiantes de grado medio y Bachillerato han podido conocer el campus universitario tanto de Pamplona como de San Sebastián. Las visitas a cada facultad se complementaron con distintas actividades. Así, por ejemplo, representaron un juicio en Derecho, grabaron un programa en el plató de la Facultad de Comunicación o se enfrentaron a un caso clínico en el Centro de Simulación de la Facultad de Medicina.

Asimismo, tras una introducción al laboratorio de diseño industrial y probar los mandos de un Fórmula 1, en la Escuela de Ingenieros de San Sebastián, visitaron el Aquarium en la Playa de la Concha.

Las excursiones culturales, como al Museo Guggenheim de Bilbao, a Roncesvalles o a la exposición Occidens en la Catedral de Pamplona, también han formado parte del programa. No obstante, además del ocio, los participantes de Campus inclusivo fueron recibidos el lunes por el rector de la Universidad, Alfonso Sánchez-Tabernero, y el martes por el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, en la sede del Gobierno de Navarra.

Eliminar barreras mentales

El proyecto tiene por objetivo que los jóvenes con dificultades se animen a estudiar una carrera universitaria y continúen poniendo en práctica el mensaje “Si quiero, puedo”, para asegurarse un empleo de calidad en el futuro. De hecho, cinco de los chicos que han participado en ediciones anteriores de Campus inclusivo ya son universitarios.

 Sin embargo, lo más importante, según el coordinador Ignacio Nava, es la propia sensibilización interna: “Todo el mundo concibe las barreras como físicas, las escaleras y las puertas, pero no piensan en las barreras mentales. Una persona con discapacidad que nunca falta a clase da ejemplo a los demás compañeros”.

Quienes han disuelto por completo esos prejuicios son los voluntarios de Campus inclusivo. A lo largo de la semana, un equipo de alumnos de distintos grados ha acompañado en todo momento a los protagonistas. Como consecuencia, Fátima (20 años, Guadalajara) dice que se lo ha pasado muy bien, y afirma: “A mi madre le ha costado mucho dejarme venir sola hasta aquí, pero yo me alegro porque así aprendo a tener autonomía”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Universidad de Navarra, un campus sin límites