• sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

EDUCACIÓN

Dantzaris, gigantes y gaiteros: una ikastola navarra celebra medio siglo de vida

El centro ha tenido que posponer la celebración de su cincuenta aniversario por la pandemia. 

La ikastola Garcés de los Fayos de Tafalla celebra su 50 aniversario. CEDIDA
La ikastola Garcés de los Fayos de Tafalla celebra su 50 aniversario. CEDIDA

Después de haber pospuesto los actos de celebración de su cincuenta aniversario, la ikastola Garcés de los Fayos de Tafalla ha conmemorado este sábado su medio siglo de vida en una jornada que ha tenido lugar en los aledaños del centro.

El acto ha contado con la participación de diferentes grupos culturales locales como la Coral Uxoa, la comparsa de gigantes y cabezudos y los gaiteros y txistularis. Han tomado la palabra Aritz Azcárate, presidente de la ikastola, y la directora del centro, Paula Arregui, así como el alcalde Jesús Arrizubieta, y Elena Zabaleta, presidenta de la federación de ikastolas de Navarra.

Una vez acabado el acto oficial, y acompañado de dantzaris y de la comparsa, el público ha salido en kalejira hacia la plaza de Navarra donde se ha dado inicio a la final del Campeonato de Herri Kirolak Oinezek Herriari.

Los actos protocolarios han terminado con la presentación de Ikastolako Ikasle Ohien Elkartea, la asociación de ex alumnos de la ikastola, y con una gran foto de recuerdo para la que ha posado toda la comunidad del centro.

MÁS DE 300 ALUMNOS

La ikastola, que cuenta con más de 300 alumnos y que este año celebra el Nafarroa Oinez, inició su camino en 1970 "a partir del encuentro de sólo ocho familias". "Poco a poco, a base de trabajo en auzolan y de gran implicación de familias y profesorado, fue avanzando hasta conseguir salir de la alegalidad en el año 87", ha recordado el centro en un comunicado.

En este sentido, desde la ikastola han destacado que "ha tenido que librar muchas batallas a lo largo de su historia" como "la legalización en los 80" o para "reclamar el derecho a impartir clases en la etapa de la ESO". "La búsqueda de instalaciones adecuadas y en buen estado ha sido otro de los grandes problemas que ha arrastrado el centro a lo largo de su historia, que ha tenido que cambiar de local cada vez que el anterior se quedaba viejo o pequeño", han apuntado.

"La última pelea", han recordado desde el centro, fue hace dos años cuando "por tercera vez, las familias salían a protestar al verse perjudicadas por la aplicación de un baremo discriminatorio para su alumnado de ESO, que encontraba dificultades a la hora de acceder a plazas en el instituto Iturrama en el modelo D".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dantzaris, gigantes y gaiteros: una ikastola navarra celebra medio siglo de vida