• martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 21:42

 

 
 

SOCIEDAD

UGT reclama desde Navarra que ahora "toca" subir los salarios y derogar reformas laborales

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, ha hecho un llamamiento a las movilizaciones desde Pamplona.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario general de la UGT de Navarra, Jesús Santos, informan en rueda de prensa sobre las negociaciones que se están manteniendo con el Gobierno y la patronal y las movilizaciones convocadas para el próximo 11 de febrero. PABLO LASAOSA
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario general de la UGT de Navarra, Jesús Santos, informan en rueda de prensa sobre las negociaciones que se están manteniendo con el Gobierno y la patronal y las movilizaciones convocadas para el próximo 11 de febrero. PABLO LASAOSA

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, ha pedido a los trabajadores que les acompañen en la etapa de movilización que comienza ahora y ha sostenido que "toca" subir salarios, derogar reformas laborales, ir a un acuerdo de pensiones que "no recorte, sino lo contrario" y mirar por quien no tiene nada.

De esta forma se ha pronunciado en una rueda de prensa en Pamplona, donde este pasado miércoles se reunió con afiliados y este jueves con las comisiones ejecutivas de las federaciones para informar sobre las negociaciones que están manteniendo con el Gobierno y la patronal y las movilizaciones convocadas para el 11 de febrero, así como sobre el proceso congresual.

Acompañado por el secretario general de la UGT de Navarra, Jesús Santos, ha pedido a los trabajadores que les acompañen en la nueva fase que comienza ahora en la que las organizaciones sindicales "se van a hacer ver y oír en las calles" con la prudencia que obliga la pandemia. Así el 11 de febrero a las 12 horas se concentrarán en las delegaciones del Gobierno para que "sepan que estamos aquí".

En marzo, ha recordado, pensaron que tenían "la obligación" de centrarse en ver como desde el punto de vista económico, de la seguridad y la salud de los trabajadores se podía contribuir a "mitigar los efectos de esta maldita pandemia".

Lo hicieron "pensando en las personas" y anteponiendo el interés general, ha señalado, para valorar el consenso alcanzado en la protección de los trabajadores, de los más vulnerables y en la propia protección de las empresas, una tarea que "no ha sido fácil".

Pese a todo, ha lamentado, hay que ser conscientes de que hay "muchísima gente que vive en la indigencia", que "se ha quedado en el camino", por lo que hay que buscar la manera de que reciban apoyo. "Nadie tiene que vivir de la caridad", ha aseverado.

En ese contexto ha valorado los ERTE, un "buen instrumento", sin el cual "hoy España estaría rozando los ocho millones de parados", por lo que se ha congratulado del acuerdo alcanzado para su prórroga hasta el 31 de mayo.

Al respecto se ha mostrado tajante al afirmar que "nadie debe sacar partido de ellos", así como que no se va a acordar ningún tipo de medida que no conlleve el compromiso de no despedir.

Ha apuntado que si el 31 de mayo hay actividades que requieren mantenerlos los van a continuar planteando, puesto que "no tiene ningún sentido que después del esfuerzo que se ha hecho por un tiempo corto no se de a las empresas y a los trabajadores la posibilidad de mantener la actividad".

Esto, ha explicado, "tiene mucho sentido por el sistema productivo español", con un alto nivel de trabajadores del sector servicios muy ligado al turismo, que "se reactiva en un momento determinado y conviene tener a las empresas en pleno funcionamiento".

En estos momentos el sindicalismo entra en una nueva fase, en la que "hay una luz", ya que aunque se tardarás unos meses en su aplicación total la vacuna está aquí y eso debería llevar a que la pandemia en "no muchos meses pase a formar parte más del pasado que del futuro".

Y ahora, ha aseverado, los sindicatos quieren recuperar la situación de marzo de 2020 y por eso han planteado la necesidad de reactivar la mesa de concertación para derogar las reformas laborales, porque son "un lastre, son innecesarias".

A eso ha sumado que son "las culpables de millones de puestos perdidos incluso con los ERTE debido a la temporalidad", así como que "impiden que la economía se actualice, modernice y pueda competir en igualdad de condiciones", tras lo que ha aludido a los compromisos del Gobierno en ese ámbito.

Ha abogado por "volver a situar las causas objetivas de despido", y por debatir en la mesa los diferentes tipos de contrataciones y en cuanto a las pensiones ha sostenido que "hay que volver al acuerdo de 2011".

En esa línea ha remarcado que no van a entrar a discutir ningún elemento nuevo sin que ese derogue la reforma de 2013. "Tenemos un sistema absolutamente viable, no hay que buscar otras formulas", ha sostenido.

Como "inaceptable" ha calificado el hecho de que no cumpla el compromiso de situar el salario mínimo interprofesional en 1.200 euros. "No encontramos ninguna razón para que no se haga", es "justo y es razonable", ha dicho, para concluir reclamando que el ingreso mínimo vital "tiene que llegar".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UGT reclama desde Navarra que ahora "toca" subir los salarios y derogar reformas laborales