• domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Los puntos de recogida para Ucrania se desbordan de solidaridad navarra: "Estamos abrumados"

Cientos de ucranianos afincados en Navarra organizan en tiempo récord diferentes puntos de recogida de ayuda humanitaria.

Varias personas reciben alimentos y medicinas en una bajera de Orcoyen para enviar a Ucrania. PABLO LASAOSA
Varias personas reciben alimentos y medicinas en una bajera de Orcoyen para enviar a Ucrania. PABLO LASAOSA

Son las ocho de la tarde e Irina precinta cajas llenas hasta los topes de medicinas, ropa, mantas y alimentos en una abarrotada bajera de Orcoyen. En el local, cedido por una vecina del pueblo que también echa una mano en la recogida, la luz es tenue y una bandera del Barcelona preside uno de los muros del mismo.

Fuera, es en este caso una bandera de Ucrania la que sirve de distintivo para todas aquellas personas que se acercan con bolsas repletas de enseres o comida.

- "He traído un saco de dormir y esta mochila", dice un joven mientras pasa ambos objetos por encima de un mostrador improvisado.

Apenas pasan un par de minutos cuando aparecen dos nuevas personas a dejar, en este caso, comida. Pasta, galletas, conservas y demás alimentos no perecederos que serán almacenados en este punto de recogida, donde no permanecerán demasiado tiempo antes de ser reagrupados en otro lugar y enviados a la frontera polaco-ucraniana.

Varias personas reciben alimentos y medicinas en una bajera de Orcoyen para enviar a Ucrania. PABLO LASAOSA
Varias personas reciben alimentos y medicinas en una bajera de Orcoyen para enviar a Ucrania. PABLO LASAOSA

"Este es el segundo día que llevamos de iniciativa y aquí seguiremos hasta que termine la guerra", explica Irina, quien lleva más de veinte años en la capital navarra.

Ella, como tantos otros ucranianos afincados Pamplona y Comunidad foral, en cuanto conoció el anuncio de la invasión rusa se puso manos a la obra para ayudar a sus compatriotas residentes en su país de origen. Padres, tíos, hermanos, amigos... que se niegan a abandonar su patria y resisten día tras día a los ataque enemigos.

"Asustados, pero tienen la fe de que les van a dejar en paz y ellos van a poder proteger su tierra. Tienen claro que no van a dejar su casa, tienen allí su vida por la que seguirán luchando", responde Mariana, ucraniana que lleva diez años en España y tiene a sus padres en Lviv.

En su caso, quizás sus progenitores puedan recibir este envío de ayuda humanitaria, oportunidad que no tendrán en aquellas ciudades sitiadas por tropas rusas, como Jarkov, donde viven familiares del marido de Irina.

Varias personas reciben alimentos y medicinas en una bajera de Orcoyen para enviar a Ucrania. PABLO LASAOSA
Varias personas reciben alimentos y medicinas en una bajera de Orcoyen para enviar a Ucrania. PABLO LASAOSA

"Ya es imposible contactar con ellos y cada día es peor. A ver lo que es lo próximo que nos espera", relata.

Sin embargo, el empeño de todas estas personas no cesa. Supera con creces todos los inconvenientes y baches de terceros y consigue en tiempo récord ultimar un primer envío, que, aunque no saben a ciencia cierta si llegará o no, transportará toneladas de ayuda.

POR CUENTA PROPIA... MÁS LA  AYUDA DEL GOBIERNO

El local de recogida de Orcoyen es tan solo uno de los muchos puntos establecidos a lo largo y ancho de la geografía navarra. Zizur Mayor, Barañáin, Ripagaina, Chantrea, II Ensanche o Tudela también cuentan con bares, organizaciones o bajeras que participan en la iniciativa y donde poder donar.

"Esto es una tarea común organizada por cientos de ucranianos que vivimos en Pamplona y demás lugares. Lo recogemos por cuenta propia, organizamos las cajas y cuando está listo lo agrupamos para preparar el envío", explica Irina, quien añade que ya trabajan en una asociación de ucranianos en Navarra.  

Un trabajo coordinado y desarrollado por ellos mismos de principio a fin pero al que se ha unido el Gobierno de Navarra en términos de  logística y transporte.

Varios voluntarios ordenan en cajas las donaciones de la ciudadanía pamplonesa para enviarlas la frontera entre Polinía y Ucrania. PABLO LASAOSA
Varios voluntarios ordenan en cajas las donaciones de la ciudadanía pamplonesa para enviarlas la frontera entre Polinía y Ucrania. PABLO LASAOSA

"Nos han cedido almacenes y van a preparar un camión para, posiblemente la semana que viene, enviarlo hasta Ucrania", responde Lilian, otra de las personas que más se ha volcado durante estos días.

Con la voz entrecortada, agradece sin cesar la ayuda prestada por vecinos, organizaciones y empresas, la que asegura "no poder ni explicar" de lo abrumada que está por la colaboración recibida.

"Es una pasada. Nos gustaría no haber tenido que conocer lo buena gente que sois todos pero no podemos más que dar las gracias", se sincera.

PUNTOS DE RECOGIDA

Estos son algunos de los puntos de recogida de ayuda a humanitaria a los damnificados de la invasión en Ucrania en Pamplona y comarca:

  • Cafetería K'Fesico, calle Diego Salva Lezaun 8 Bajo - Pamplona

Todos los días de 7.00 a 9.00 todos los días / 662 55 57 57

  • Rodamos Flims, calle La Cultura 5-7 - Barañáin

Lunes a viernes de 14.00 a 16.00 / 679 76 37 08

  • Boxing Club Boxrus, calle Mendigorría 8-10 Bajo - Pamplona

Lunes a viernes de 10.00 a 12.00

Martes y jueves de 19.00 a 21.00

  • Travesía Juslapeña, 5 - Orcoyen

Lunes a viernes de 19.00 a 21.00 / 626 82 08 01

  • La Tienda La Esquina, calle Diego Salva Lezaun 8 Bajo - Pamplona

Todos los días de 19.00 a 21.00 / 600 64 87 02

  • Bar Restaurante Artwhol, calle Teobaldos 2 - Pamplona

Martes de 11.00 a 21.00 / +380 95 338 6445 (solo WhatsApp)

  • Centro de Estética Amarante San Juan, avenida Barañáin 11 Bajo - Pamplona

Martes a viernes de 10.00 a 18.00 / 688 890 570

  • Calle Euntzeluzea 15, Bajo A - Ardoi, Zizur Mayor

Todos los días de 14.00 a 20.00 / 637 921 224 / 687 137 507


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los puntos de recogida para Ucrania se desbordan de solidaridad navarra: "Estamos abrumados"