• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:31

 

 
 

SOCIEDAD

Exigen al Gobierno foral que recupere las actividades de caza previas al coronavirus

Otras propuestas de UAGN para favorecer medidas de higiene son "la espera en el jabalí, la caza nocturna de conejos o la caza con hurón".

Un cazador. ARCHIVO
Un cazador ARCHIVO

UAGN ha exigido al Departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Navarra que "actúe de forma decidida en el control de la fauna cinegética" y "recupere las actividades de caza previas a la crisis del Covid-19".

"Desde UAGN queremos reconocer la receptividad de la nueva Dirección General de Medio Ambiente en este periodo, pero creemos que ante la crisis del Covid-19 no se está actuando con la decisión y agilidad debida para afrontar este problema", ha sostenido el sindicato agrario.

Según ha indicado, "el permiso a la Policía Foral a que actúe como cazadores, en el control de la fauna cinegética, o la reciente autorización para que el agricultor con licencia de caza puede ejercer el control cinegético en sus parcelas son insuficientes porque muchos agricultores no disponen de licencia".

Y ha defendido que "lo que se necesita para un control efectivo de la población es una presión constante y eficaz en el conjunto del territorio afectado".

"No olvidemos que el animal se mueve y busca el territorio más seguro", ha explicado David Navarro, que ha exigido a la Dirección General de Medio Ambiente "recuperar las actividades de caza previas a la crisis del Covid-19, garantizando la movilidad de las personas, incorporando las medidas de aislamiento y distancia social que indican las autoridades sanitarias y todas aquellas medidas de higiene y salud que existen en distintos protocolos ya en marcha por el propio Departamento de Desarrollo Rural".

Otras propuestas de UAGN para favorecer medidas de higiene son "la espera en el jabalí, la caza nocturna de conejos o la caza con hurón".

El objetivo, según ha indicado, es "facilitar alternativas para realizar una actividad cinegética adaptada a las circunstancias, para preservar, en lo posible, la continuidad de una actividad declarada como esencial".

Desde el sindicato han explicado que "en otras comunidades autónomas como Aragón, Castilla La Mancha y Extremadura" se han tomado decisiones a este respecto y han destacado que "todas estas administraciones están siendo sensibles a un grave problema que pone en peligro la actividad agraria y al que han decido buscar la fórmula adecuada".

UAGN ha remarcado que "el incremento de la fauna cinegética y los daños que provoca en los cultivos e infraestructuras no es algo nuevo" y ha advertido de que "la presencia descontrolada de conejos y jabalíes, principalmente, en muchas zonas agrícolas de Navarra, está llevando a pérdidas a las explotaciones".

"Las medidas que ha establecido la Administración hasta la fecha no han resuelto este grave problema. Los datos son elocuentes, en el informe que publicaba UAGN en diciembre de 2019, se cuantificaban casi 1.000 hectáreas peritadas por daño cinegético con una pérdida económica valorada en más de 1.200.000 euros anuales.

Sin embargo, se trata de un importe que se queda corto para calcular el daño global al sector, ya que se debe añadir el 20% de la franquicia que debe asumir el agricultor", ha detallado el sindicato.

Según ha indicado, a esto hay que añadir "los daños producidos en parcelas no aseguradas o que no se declaran por no llegar al mínimo estimado a la franquicia del 20% o aquellos que el seguro ya no les da cobertura por tener siniestros durante 4 años".

"Por lo tanto, esa cifra se queda muy corta para, el daño a la agricultura es insoportable en un sector acuciado por numerosos y diversos problemas", ha lamentado.

A juicio de UAGN, "la evolución de la presencia del conejo en Navarra es alarmante, hemos pasado de capturas de menos de 25.000 ejemplares en 1995, a 165.000, en 2018, un 80% más".

Por otro lado, "el jabalí además de provocar daños en nuestras fincas y ganaderías supone un peligro para la salud y seguridad de las personas".

"En 2015, hubo 188 accidentes causados por jabalí y en 2018 se alcanzan los 479 accidentes. Supone un incremento de la siniestralidad del 150% en sólo 4 años", ha manifestado David Navarro.

Por todo esto, ha exigido a la Administración foral y al Departamento de Desarrollo Rural que "actúe de forma clara, directa y ágil en la preservación de una actividad esencial como es la agricultura, un objetivo que debe ser meridianamente claro para nuestros responsables públicos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Exigen al Gobierno foral que recupere las actividades de caza previas al coronavirus