SOCIEDAD

La plantilla de Trenasa va a la huelga indefinida: denuncian que el pasado año recibió 6 millones en ayudas

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado dos declaraciones, una presentada por Navarra Suma y otra por Izquierda-Ezkerra, para mostrar su rechazo al cierre y presionar al Gobierno foral para actúe.

28/09/2020 Concentración de trabajadores de Trenasa en Castejón.

La plantilla de Trenasa, perteneciente a la multinacional CAF, se ha reunido en asamblea este lunes para decidir las movilizaciones a realizar ante el cierre de la planta de Castejón y ha convocado una huelga indefinida a partir del 2 de octubre.

ESPAÑA EUROPA NAVARRA ECONOMIA
CCOO
28/09/2020 Concentración de trabajadores de Trenasa en Castejón. La plantilla de Trenasa, perteneciente a la multinacional CAF, se ha reunido en asamblea este lunes para decidir las movilizaciones a realizar ante el cierre de la planta de Castejón y ha convocado una huelga indefinida a partir del 2 de octubre. ESPAÑA EUROPA NAVARRA ECONOMIA CCOO  

La plantilla de Trenasa, perteneciente a la multinacional CAF, se ha reunido en asamblea este lunes para decidir las movilizaciones a realizar ante el cierre de la planta de Castejón y ha convocado una huelga indefinida a partir del 2 de octubre.

CCOO, sindicato mayoritario en la planta, ha criticado "duramente" a la dirección de la empresa por la decisión de cierre "tras haber firmado un ERTE en junio y haber recibido 6 millones de euros de ayudas públicas en 2019".

En opinión de la Federación de Industria de CCOO, "estamos ante una cultura empresarial que trata de exprimir al máximo a la gente trabajadora sin otro objetivo que aumentar sus beneficios, ya que la pandemia no ha afectado a esta planta ni al grupo ya que no se han perdido pedidos, al contrario, el grupo está pendiente de la adjudicación de algunos muy importantes".

Además, el sindicato ha remarcado que Sodena "aportó 6 millones de euros de dinero público y por eso, entre otras cosas, es inaceptable la intención de la dirección de cerrar la planta, en un momento además en el que los pedidos y los beneficios van en aumento".

Para CCOO, "sin retorno social el dinero público que invierten las instituciones públicas navarra no tiene sentido". Por eso, ha pedido al Gobierno foral "una acción urgente y comprometida con el mantenimiento del empleo, en una zona especialmente castigada por el paro".

Además, el sindicato ha alertado de que "la deslocalización de la producción de autobuses está detrás de este tipo de decisiones, deslocalización que también se hace a costa de los seis millones de euros que el año pasado Sodena invirtió en el grupo".

"Siempre que hay algún elemento negativo, quien paga las consecuencias es Trenasa", ha criticado CCOO, que ha pedido al Gobierno foral "una presión mayor hacia la dirección de la multinacional CAF, ya que es posible aplicar en la planta navarra medidas de flexibilidad como se ha hecho en Bergara".

EXIGEN A CHIVITE QUE ACTÚE

Mientras, la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado este lunes dos declaraciones, una presentada por Navarra Suma y otra por Izquierda-Ezkerra, para mostrar su rechazo al cierre de Trenasa, lo que conllevaría el despido de 110 trabajadores.

El Parlamento de Navarra ha pedido al Gobierno foral que intervenga y "medie" con la empresa para tratar de evitar el cierre de la compañía.

Finalizada la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que el cierre de Trenasa es una "muy mala noticia para Navarra" y ha dicho que le "sorprende que PSN y Geroa Bai hayan votado 'no' a nuestra solicitud de intentar garantizar la recolocación inmediata de las personas despedidas". "El Gobierno ve venir las cosas pero no plantea ningún tipo de solución. Vamos a acompañar a los trabajadores y vamos a hace preguntas sobre este tema en el Congreso y el Senado", ha dicho, para señalar que "Navarra tiene que convertirse de nuevo en una Comunidad atractiva para que vengan empresas".

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha expresado su "apoyo y solidaridad con los trabajadores y familias de Trenasa" y ha pedido al Gobierno foral que "trabaje en la búsqueda de soluciones a esta empresa".

Por parte de Geroa Bai, Uxue Barkos ha valorado el "compromiso" del Parlamento contra el cierre de la planta de Castejón y ha solicitado al Gobierno foral que trabaje en torno a esta situación concreta pero también del conjunto económico de la Comunidad foral.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha expresado su "solidaridad y apoyo" a los trabajadores y ha lamentado que "una vez más vemos cómo una multinacional con grandes beneficios, con miles de trabajadores en todo el mundo, alega supuestas pérdidas económicas para deslocalizar su actividad". Tras ello, ha demandado que el Parlamento apruebe la ley presentada por EH Bildu contra las deslocalizaciones y ha pedido al Gobierno foral que "haga lo que esté en su mano para intentar mediar, apelando a las ayudas públicas que ha recibido la empresa, con el fin de que se mantenga la planta en Castejón".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha pedido al Gobierno de Navarra que facilite información sobre la financiación pública que ha obtenido Trenasa para que el propio Ejecutivo "pueda poner sobre la mesa un mayor coste al cierre de esta empresa, con el fin de que Trenasa termine por desistir del cierre".

Por último, la portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha afirmado que la empresa "se va a llevar la producción a otra zona y el impacto en Castejón y la Ribera va a ser tremendo si esto se lleva adelante". Tras ello, ha pedido al Gobierno de Navarra que haga lo posible para evitar el cierre de la empresa y ha reclamado que, si finalmente se materializa el cierre, el Ejecutivo exija "la devolución de manera integra" de todas las ayudas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La plantilla de Trenasa va a la huelga indefinida: denuncian que el pasado año recibió 6 millones en ayudas