SOCIEDAD

Una asociación navarra pide a Barkos que atienda en Sanidad a las mujeres ilegales en situación de prostitución

Médicos del Mundo indica que en Navarra hay entre 700 y 800 mujeres que se encuentran en situación de prostitución.

Imagen de la habitación de un club de alterne en el que se ejerce la prostitución ARCHIVO
Imagen de la habitación de un club de alterne en el que se ejerce la prostitución ARCHIVO  

En el Día Europeo Contra la Trata de Seres Humanos, que tiene lugar cada 25 de marzo, Médicos del Mundo Navarra recuerda que, en la Comunidad foral, la ley para actuar contra la violencia hacia las mujeres (modificada en abril del 2018) incluyó la prostitución como una de las manifestaciones de la violencia junto a la trata y la explotación sexual.

Por tanto, y en base a esa modificación, Médicos del Mundo insta al Gobierno de Navarra a adoptar todas las medidas que resulten necesarias para garantizar el acceso de las mujeres, en situación de prostitución y/o trata con fines de explotación sexual, a todo el catálogo de derechos y recursos que recoge la referida ley de violencia, entre los que se encuentran el acceso sin barreras a la atención sanitaria.

También pide al Ejecutivo foral que cumpla con la obligación de adopción de estas medidas a través de la obtención de la Tarjeta Individual Sanitaria.

Esta entidad, que lleva más de 13 años en el proyecto de Atención a Personas en situación de Prostitución en Navarra, denuncia que estas mujeres, debido a la exposición a situaciones de violencia física (violencia sexual, golpes, torturas) y psicológica (amenazas, humillaciones, insultos), desarrollan cuadros de ansiedad, angustia, estrés postraumático, depresiones y lesiones vaginales y anales, entre otras.

En concreto, en el caso de las víctimas de trata con fines de explotación sexual, las vulneraciones de derechos también se traducen en agresiones sexuales (violaciones), torturas, amenazas o coacciones con graves efectos en la salud física y mental a corto y largo plazo. En los casos más extremos, las consecuencias para su salud y la de sus familias pueden ser mortales.

A estos efectos, hay que sumar el aumento en la vulnerabilidad y el riesgo de contraer o transmitir el VIH/SIDA u otras infecciones de transmisión sexual o tener embarazos no deseados, como consecuencia de las dificultades para la negociación del uso del preservativo, resultado de la relación de poder desigual que establecen los prostituidores.

Para Médicos del Mundo, garantizar el derecho universal a la salud de las mujeres en situación de prostitución y/o trata con fines de explotación sexual no nacionales o que se encuentran en situación administrativa irregular es la única manera de garantizar la recuperación y el restablecimiento físico, psicológico, emocional y social que estas situaciones de violencia conllevan.

No obstante, las mujeres en situación de prostitución y/o víctimas de trata se enfrentan a diferentes barreras que limitan el derecho a la salud. En el caso de las mujeres no nacionales o en situación administrativa irregular, el RDL 7/2018 limita su acceso al requerir que puedan demostrar un periodo de residencia o estancia en territorio español superior a los 3 meses para obtener la Tarjeta Individual Sanitaria. Esta barrera supone un grave obstáculo para la detección de vulneración de derechos o de indicios de trata que puede producirse en los servicios de Atención Primaria.

Por tanto, Médicos del Mundo subraya que acceder a estos profesionales y que tengan una formación especializada es fundamental para garantizar la aplicabilidad de la Ley Foral 14/2015 y hacer realidad los derechos que les corresponden a estas mujeres como víctimas de violencia machista en Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una asociación navarra pide a Barkos que atienda en Sanidad a las mujeres ilegales en situación de prostitución