• martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:30

 

 
 

TERRORISMO

Marlaska no descansa en verano y acerca a Pamplona al asesino del guardia civil Luis Ollo Ochoa

Una de las procesadas por el atentado cometido por ETA en 2002 en Leiza en el que murió el guardia civil Juan Carlos Beiro, Miren Itxaso Zaldúa Iriberri, irá a la cárcel de San Sebastián.

El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, en un acto con la Guardia Civil Archivo. EFE
El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, en un acto con la Guardia Civil Archivo. EFE

Instituciones Penitenciarias ha dispuesto trasladar desde la cárcel de Soria a la de Pamplona al etarra Jesús María Altable Echarte, que ingresó en prisión el 20 de noviembre de 1999 y fue condenado a 27 años por el asesinato de Luis Ollo Ochoa, capitán de la Guardia Civil.

El 27 de mayo de 1984 la banda terrorista ETA asesinó al jefe de la Compañía de la Benemérita de Aoiz. Ollo había aprovechado el domingo para ir a su piso situado en la Chantrea. A las 20:00 horas, acompañado de su esposa, entró en su coche para regresar a Aoiz. Al encenderlo, la vibración del motor hizo estallar una bomba colocada en los bajos del vehículo y murió en el acto. Su esposa, Esther Pérez de Aramendi, no llegó a subir al coche, pero sufrió diversas heridas, por lo que tuvo que ser trasladada al hospital.

En diciembre de 2020, el terrorista Jesús María Atable ya fue trasladado de la cárcel de Castellón a la de Soria.

Además, una de las procesadas por el atentado cometido por ETA en 2002 en Leiza en el que murió el guardia civil Juan Carlos BeiroMiren Itxaso Zaldúa Iriberri, será trasladad de la cárcel de Asturias a la de San Sebastián. 

La etarra lleva en prisión preventiva desde el 22 de julio de 2020 y está asimismo procesada en la causa por el asesinato del presidente del PP de Aragón, Manuel Giménez Abad, en 2001 en Zaragoza.

Se trata de un nuevo traslado de esta reclusa que el pasado 16 de abril fue llevada desde el centro penitenciario de Topas (Salamanca) hasta el de Asturias.

CINCO ETARRAS TRASLADADOS

Asimismo, la Secretaría de Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado de otros tres internos de ETA condenados por delitos relacionados con la banda terrorista.

También se ha acordado el traslado de Egoitz Coto Etxeandía del centro penitenciario de El Dueso (Cantabria) al de Bilbao.

Egoitz Coto ingresó en prisión el 26 de noviembre de 2002 y fue condenado a 22 años de prisión por un ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza en Portugalete (Vizcaya) en 2001, en el que resultaron heridos dos agentes. Cumplió las tres cuartas partes de la condena en noviembre de 2017.

Igualmente se ha aprobado trasladar a Aitor Olaizola Baseta del centro penitenciario de Logroño al de Álava.

Aitor Olaizaola ingresó en prisión el 30 de marzo de 2001 y fue condenado a 75 años de cárcel por el atentado con coche bomba en 2001 en las inmediaciones de un hotel de Roses (Girona) en el que murió un mosso d'Esquadra y resultaron heridos un policía local y una ciudadana francesa. Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en septiembre de 2023.

Por último, se ha dispuesto el traslado de Iurgi Garitagoitia Salegui del Centro Penitenciario de Soto del Real (Madrid) al de Logroño.

Ingresó en prisión el 16 de noviembre de 2020 entregado por Francia y fue condenado a 389 años de cárcel por 25 delitos de asesinatos terroristas en grado de tentativa al participar en la colocación de tres artefactos explosivos junto a un repetidor de telefonía de Hernani (Guipúzcoa).

El primero explosionó sobre la una de la madrugada del 16 de enero de 2009 pero los otros dos fueron desactivados por los ertzainas que acudieron al lugar.

También fue condenado a 44 años de cárcel por el asesinato del empresario Ignacio Uría en 2008 en Azpeitia (Guipúzcoa) en una campaña de ETA contra la construcción del tren de alta velocidad AVE. Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en enero de 2034.

Asociación Víctimas del Terrorismo

Ante estos nuevos traslados, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha denunciado la "nueva estrategia penitenciaria" que, a su juicio, consiste en trasladar al mayor número de terroristas al País Vasco.

En este contexto, creen que el Gobierno está acercando progresivamente a los presos etarras a la Comunidad Autónoma Vasca, donde en octubre se hará efectiva la transferencia de las competencias de prisiones.

"Desgraciadamente, y como llevamos mucho tiempo alertando desde la AVT, tenemos la convicción de que esta sangría de acercamientos no es solo un cambio de prisión, son la antesala de las progresiones de grado, los permisos penitenciarios, la libertad condicional o incluso indultos", han alertado.

Según los datos de la AVT, 60 presos han sido trasladados a cárceles del País Vasco y 14 a Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Marlaska no descansa en verano y acerca a Pamplona al asesino del guardia civil Luis Ollo Ochoa