SOCIEDAD

Un sindicato abertzale dice que se toman decisiones que perjudican salud y economía trabajadores

Denuncian que el confinamiento se ha hecho "a la medida de la patronal" y la gestión de la crisis se realiza en función de criterios económicos.

Trabajadores de Mercairuña durante la crisis del coronavirus. PABLO LASAOSA
Trabajadores de Mercairuña durante la crisis del coronavirus. PABLO LASAOSA  

El sindicato LAB ha advertido este miércoles de que se persigue una vuelta a la normalidad tras la crisis sanitaria en beneficio del capital y ha denunciado que se adoptan decisiones que "perjudican la salud y la economía de los trabajadores".

El secretario de Acción Social de LAB, Endika Pérez, ha analizado en una conferencia de prensa telemática las consecuencias sociales del confinamiento decretado por la crisis del coronavirus y, entre otras, ha evidenciado las situaciones económicas y "de precariedad" derivadas de las decisiones adoptadas, con incidencia también en la salud de lo trabajadores.

Según ha dicho, proteger la salud no sólo implica adoptar medidas para protegerse del coronavirus, sino "apostar por garantizar las condiciones de vida de la gente".

El representante sindical ha criticado la gestión de la crisis sanitaria por parte de los gobiernos vasco y navarro, con medidas dirigidas a "minimizar" su impacto en el capital.

A su juicio, el confinamiento se ha hecho "a la medida de la patronal" y la gestión de la crisis se realiza en función de criterios económicos "que dependen de las élites económicas".

En su opinión, la última medida anunciada por el Gobierno central de permitir la salida limitada a la calle de los niños, tras las numerosas voces que lo solicitaban, evidencia que "las decisiones no se toman atendiendo a criterios sanitarios" y que "mediante la presión popular se pueden cambiar las decisiones políticas".

El responsable de Acción Social de LAB ha vuelto a denunciar que las condiciones del confinamiento "no son las mismas" para todos y ha destacado la situación que viven los mayores en las residencias y otros colectivos como falsos autónomos, migrantes y también los presos de ETA y sus familias, que "vuelven a ser perjudicados", según ha dicho.

El representante sindical ha señalado, además, que esta crisis "tiene cara de mujer" al ser las personas cuidadoras en su mayoría mujeres y ha alertado también de que se extiende el "autoritarismo" y la "disciplina policial", en alusión a "las miles de identificaciones y denuncias" de estos días.

En este contexto, el sindicalista ha abogado por "aprovechar" la situación generada para "construir otra realidad" y "dar paso a una transición eco-socialista". Para ello, según ha indicado, es necesario avanzar en Euskadi hacia "la soberanía plena". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un sindicato abertzale dice que se toman decisiones que perjudican salud y economía trabajadores