• lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 17:15

 

 
 

PAMPLONA

Sólo tres líneas: el toque de queda reduce a la mínima expresión las villavesas nocturnas en Pamplona y comarca

La Mancomunidad indica en un comunicado que la reducción del servicio nocturno en un 70% se ha decidido tras el decreto del estado de alarma y toque de queda.

Las nuevas medidas por la segunda ola del coronavirus afectan al uso del transporte publico en la Comunidad Foral. MIGUEL OSÉS
Las nuevas medidas por la segunda ola del coronavirus afectan al uso del transporte publico en la Comunidad Foral. MIGUEL OSÉS

 A partir de mañana lunes, 2 de noviembre, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona reduce de diez a tres las líneas nocturnas de transporte urbano operativas.

Las líneas que seguirán prestando servicio son la N1 (Avda. San Ignacio–Zizur Mayor), N2 (Paseo de Sarasate–Barañáin) y N7 (Paseo de Sarasate–San Jorge– Txantrea–Avda. Baja Navarra), que en todos los casos mantendrán el actual horario hasta las 00:00 horas.

Estas tres líneas, dice la MCP, agrupan el 70% de la demanda actual del servicio nocturno, de ellas dos (N1 y N2) pasan por los hospitales y una (N7) es la única con cierto uso en las últimas semanas.

Por otra parte, a partir de mañana la MCP incorpora una nueva parada en la calle Intxaurdía, nº 1 de Huarte, en la nueva zona comercial junto al Centro Comercial Itaroa –dirección Olloki– para dar servicio a la línea 23 (Cordovilla–Olloki) y, cuando se recupere la totalidad del servicio nocturno, a la línea N5 (Cortes de Navarra-Huarte), lo que mejora el servicio para la nueva zona comercial y para los vecinos del casco antiguo de Huarte

La Mancomunidad indica en un comunicado que la reducción del servicio nocturno en un 70% se ha decidido tras el decreto del estado de alarma y el establecimiento del toque de queda entre las 23:00 y las 06:00 horas, "lo que ha ocasionado una reducción significativa del número de personas viajeras".

De hecho precisa que entre el domingo y el miércoles, del 25 al 28 de octubre, tras la reducción nocturna de la movilidad, se registró un descenso del 79,26% en el número de viajeros en comparación con los mismos días de la semana anterior (del 18 al 21), lo que supuso bajar de 699 personas a 145.

Con respecto a 2019 el número de viajeros en una semana equivalente se ha reducido en un 91%, al pasar de 1.625 viajes en el servicio nocturno entre los días 27 al 30 de octubre de 2019 a 145 entre el 25 y el 28 del mes pasado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sólo tres líneas: el toque de queda reduce a la mínima expresión las villavesas nocturnas en Pamplona y comarca